El reelecto presidente, quien permanecerá en el poder hasta 2024, prometió que prestará gran atención a la seguridad y a la potencia militar del país. Y confirmó como primer ministro al fiel e impopular Dmitri Medvedev.

Vladimir Putin asumió este lunes oficialmente como presidente de la Federación Rusa por cuarta vez y prometió que prestará gran atención a la seguridad y a la potencia militar del país, que “resurge siempre”, dijo en su breve discurso.

En el poder desde el año 2000, Putin prestó juramento con la máxima pompa en el majestuoso Salón de la Orden de San Andrés en el Gran Palacio del Kremlin, que alguna vez albergó el trono de los zares.

De esa manera Putin inició su cuarto mandato presidencial con un discurso de apenas doce minutos de extensión y permanecerá en el poder hasta el año 2024.

“Puedo asegurarles que el objetivo de mi vida y mi trabajo será primero servir al pueblo y a nuestra patria”, dijo en la ceremonia.

Repasó brevemente algunas de las promesas realizadas durante la campaña electoral que lo vieron vencedor el 18 de marzo pasado con el 76% de los votos a su favor y una oposición casi inexistente. En medio de una creciente tensión con las potencias occidentales, Putin se mostró confiado: “En más de mil años de historia, Rusiaenfrentó períodos oscuros y fue puesta a prueba, pero siempre resurge como el Ave Fénix”, afirmó.

“Tenemos necesidad de progresos en todos los sectores de la vida. Estoy profundamente convencido de que un desarrollo de este tipo es posible solo con una sociedad libre que acoja todo lo que es nuevo y avanzado y rechace la injusticia, la falta de flexibilidad, el conservadurismo asfixiante, la inercia burocrática”, sostuvo.

Pocas horas después Putin volvió a confirmar, sin demora, al fiel e impopular Dmitri Medvedev como primer ministro, una suerte de “pararrayos” del eventual malestar con la gestión de gobierno.

LEA MÁS:

A Medvedev le resta ahora recibir la aprobación del Parlamento (Duma), pero dado que el partido presidencial Rusia Unida” controla 390 de los 450 escaños se trata de una mera formalidad.

Lo que se desarrolló en la mañana de ayer en el corazón de Moscú antes unos 6.000 invitados que aplaudían y, sobre todo, ante las cámaras de televisión fue una verdadera celebración del presidente en el papel de padre y salvador de la patria.

En Rusia cerca de 20 millones de personas, el 14% de la población, vive por debajo de la línea de pobreza con ingresos menores al equivalente a 130 euros mensuales. Y los que se manifiestan contra las autoridades corren el riesgo de ser encarcelados, como ocurrió con las detenciones masivas en las protestas contra Putin de este sábado.

La coreografía de la ceremonia, transmitida en directo, fue pensada minuciosamente en clave de propaganda y monopolizó los noticieros locales durante toda la jornada: al inicio Putin apareció sentado en su escritorio sin el saco puesto, dando la idea de estar inmerso en el trabajo.

Luego, al ser llamado, se calzó el saco y caminó por los corredores hacia una limusina de fabricación rusa, no de la Mercedes Benz como se utilizaron otras veces, para ser llevado al Gran Palacio del Kremlin para la jura. Putin atravesó los elegantes salones de San Jorge y San Alejandro, entre sables y guardias con uniforme de parada, para arribar finalmente a las columnas blancas y doradas del Salón de San Andrés, donde juró con la mano derecha sobre una copia de la Constitución.

Afuera sonaban cañonazos de salvas, mientras dentro se entonaba el himno nacional. El presidente ruso luego saludó a un destacamento del Regimiento Presidencial formado en la Plaza de la Catedral y se acercó hacia unos 2.000 jóvenes seguidores allí reunidos. Putin se sacó fotografías con sus partidarios antes de dirigirse a la antigua Catedral de la Anunciación para ser bendecido por Kirill, el Patriarca de la Iglesia Ortodoxa de Moscú, en una ceremonia de asunción que se asemejó mucho a la coronación de un zar.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados