Debió ser liberado en diciembre de 2015, pero recién en plena pandemia un juez se percató y puso fin a su encierro. Los detalles de esta increíble historia en esta nota

Sio Agafili es el protagonista de una insólita historia: estaba preso y debió ser liberado en diciembre de 2015. Sin embargo, nadie se dio cuenta que su condena estaba cumplida y pasó 5 años más detenido. Recién puso fin a su encierro luego de que un juez se percatara cuando el hombre compareció ante el tribunal por otro tema.

El insólito hecho ocurrió en Samoa, en la Polinesia, donde las autoridades respectivas no se dieron cuenta de que el hombre ya había cumplido el tiempo de encierro que le correspondía, según informó “The Guardian”.

Agafili, de 45 años, tenía que abandonar la prisión en diciembre de 2015. Sin embargo, pasó cerca de cinco años más porque nadie le comunicó oficialmente la duración de su pena.

“Nadie me informó cuándo terminaría mi condena en la cárcel. Perdí la cuenta de los días en prisión. No recuerdo mucho sobre cuándo debería estar fuera, solo sé que tenía que cumplir mi tiempo”, explicó el hombre, condenado por los delitos de robo y hurto.

Cabe destacar que Sio fue condenado en noviembre de 2008 a siete años de cárcel. Luego sumó otra pena de cinco años por otros delitos. Pero no le revelaron que sus sentencias se cumplían de manera simultánea, por lo que su libertad debería haberse concretado en diciembre del 2015.

Daryl Clarke, juez de la Corte Suprema, fue quien se dio cuenta del error antes de un proceso de comparecencia de Sio Agafili por un asalto que habría ocurrido durante una fuga masiva en la prisión de Tanumalala, donde se encontraba recluido este hombre.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados