Frederik de Klerk fue el último presidente de la era del apartheid de Sudáfrica y compartió el Premio Nobel de la Paz con Nelson Mandela.

Frederik de Klerk, el último presidente de la era del apartheid de Sudáfrica y del dominio de la minoría blanca, que liberó al ícono de la lucha contra el racismo Nelson Mandela y compartió con él el Premio Nobel de la Paz, murió este jueves a los 85 años.

"Es con la mayor tristeza que la Fundación FW de Klerk anuncia el deceso del ex presidente FW de Klerk de forma apacible en su domicilio de Fresnaye esta mañana tras haber luchado contra un cáncer", declaró su fundación.

"Deja a su esposa Elita, sus hijos Jan y Susan, y sus nietos", se indicó en el texto.

A poco de difundido su deceso apareció un video póstumo en el que el último presidente sudafricano blanco, muchas veces criticado por no haber demostrado arrepentimiento por el apartheid, ofreció una disculpa concreta y "de todo corazón".

Embed

"Presento mis excusas, sin ninguna reserva, por el dolor, el sufrimiento, la indignidad y daños que el apartheid infligió a los negros, mulatos e indios en Sudáfrica", declaró en este video difundido por su fundación.

De Klerk fue una figura polémica en Sudáfrica, donde mucho lo acusaron de violencia contra la mayoría negra del país y contra activistas opuestos al apartheid durante sus años como presidente, mientras que algunos blancos lo consideraron un traidor por sus esfuerzos para terminar con el denostado sistema de segregación racial.

"El de De Klerk es un gran legado. También es un legado con altos y bajos, algo sobre lo cual los sudafricanos están llamados a reflexionar en este momento", dijo la Fundación Mandela en un comunicado.

El retirado arzobispo anglicano Desmond Tutu, otro famosísimo activista antiapartheid, también premio Nobel de la Paz, emitió un comunicado similar sobre la muerte de de Klerk.

El ex presidente blanco "jugó un rol importante en la historia de Sudáfrica... reconoció el momento para el cambio y demostró voluntad para actuar", dijo la fundación de Tutu.

Sin embargo, De Klerk trató de eludir su responsabilidad por la enormidad de los abusos del apartheid, incluso en su testimonio ante la Comisión de la Verdad y la Reconciliación, presidida por Tutu.

Frederik Willem (FW) de Klerk había afirmado que sufría un cáncer que afectaba los tejidos alrededor de los pulmones en marzo, el mismo día en que cumplía 85 años.

De Klerk tenía una reputación de conservador cuando sucedió en 1989 al presidente PW Botha, debilitado por un infarto.

El 2 de febrero de 1990 anunció el inminente final de la dominación blanca en Sudáfrica.

"Llegó la hora de las negociaciones", declaró por entonces en la apertura de una sesión en el Parlamento, anunciando la liberación incondicional de Mandela, en prisión desde hacía 27 años.

IWJ6XQOTQZGPRPNPOIFOGEVXJQ.jpg
De Klerk y Mandela: ambos fueron presidentes de Sudádrica.

De Klerk y Mandela: ambos fueron presidentes de Sudádrica.

El anuncio conmocionó a un país que durante décadas había sido despreciado y sancionado por gran parte del mundo por su brutal sistema de discriminación racial conocido como apartheid.

Con la profundización del aislamiento de Sudáfrica y el deterioro de su economía que alguna vez fue sólida, De Klerk, quien había sido elegido presidente apenas cinco meses antes, también anunció en el mismo discurso el levantamiento de la prohibición del Congreso Nacional Africano, el partido de Mandela, y otros grupos políticos anti-apartheid.

Esta decisión lanzó el proceso de transición que dio lugar cuatro años más tarde a la celebración de las primeras elecciones multirraciales en la historia del país, ganadas por Mandela.

Los dos hombres recibieron de manera conjunta el Premio Nobel en 1993 por "sus esfuerzos tendientes a la desaparición pacífica del régimen del apartheid y al establecimiento de una nueva Sudáfrica democrática".

Nacido el 18 de marzo de 1936 en Johannesburgo, De Klerk siempre militó en círculos nacionalistas afrikáneres, descendientes de los primeros colonos europeos que hablaban una lengua derivada del holandés.

Se licenció en Derecho y ejerció la abogacía antes de dedicarse a la política y ser elegido para el Parlamento. En 1978, fue designado para el primero de una serie de puestos ministeriales, incluido el de Asuntos Internos.

En 2020, provocó una gran polémica al negar que el apartheid haya sido un crimen contra la humanidad, antes de pedir disculpas.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2021-110619619 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados