Una veintena de robots, de poco más de un metro de altura, fueron dispuestos en la estación de trenes de Shenzhen con el objeto de advertir a los pasajeros y buscar sospechosos

Los críticos lo dijeron en su momento que el director Paul Verhoeven había adelantado el futuro como nadie con la película Robocop (1987). Un mundo completamente desbordado de violencia y a punto de colapsar, acepta con gusto a un policía cibernético para paliar la ola delictiva.

Treinta años después, la realidad diaria le da la razón a Verhoeven, con un panorama en el que las oficinas de Recursos Humanos evalúan inaugurar un escritorio de “recursos robóticos” debido a la alta cantidad de seres artificiales que, de a poco, van dejando a millones de humanos sin trabajo a cero costo para los empleadores.

Esto es lo que ocurre en el mundo y tuvo su último exponente en la ciudad china de Shenzhen, donde una veintena de robots policía (“robocops” en honor al film) patrullan la estación de trenes para garantizar la seguridad de los pasajeros durante la temporada alta de viajes que tiene lugar con motivo de la Fiesta de Primavera, o Año Nuevo lunar.

Los robots, de cerca de un metro de altura, fueron puestos en operación el miércoles, y ayudan a sus colegas humanos solicitando a los viajeros que se abstengan de fumar o a buscando sospechosos.

Robocop-China_4.jpg

Además, un sistema de conversación visual ubicado en la que sería la "cara" de cada robot permite a los pasajeros ponerse en contacto con los policías reales.

Pero esto no es todo, si ven que los pasajeros se aburren, algunos de los robots pueden bailar para entretenerlos, al tiempo que ofrecen servicios como exámenes de presión arterial y transmisión de noticias. En definitiva, cada robot equivale a un policía, un artista callejero, un enfermero y un televisor, que pronto será tirado a la basura.

Robocop-China_3.jpg

La temporada alta comenzó el 1 de febrero y durará 40 días, y se estima que los chinos realizarán unos 3.000 millones de viajes durante este periodo por lo que los robots tendrán trabajo (y bailes, y tomaduras de presión…) de sobra.

LEA MÁS:

Anteojos especiales

Asimismo, la policía china ha puesto al alcance de sus agentes un nuevo implemento que les permite realizar identificaciones faciales de fugitivos o sospechosos.

China-Policía-Robocop-anteojos.jpg

La policía de la ciudad de Zhengzhou –en la provincia de Henán- fue la primera en comenzar a utilizar unos anteojos especiales que cuentan con una conexión directa con una base de datos de criminales prófugos en una “nube” digital.

Gracias a esta tecnología, desarrollada por la compañía LLVision Technology, los agentes de esa ciudad pudieron dar con 26 casos de fraude de identidad en la estación de trenes de esa localidad.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 5346756 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados