La organización dedicada a la fabricación de ladrillos no tiene luz ni gas y debe 5 millones de pesos por facturas impagas. "El tarifazo nos aplastó", aseguraron. Pasaron de pagar 50 a 700 mil pesos mensuales por los servicios.

Una crítica situación afronta la Cooperativa Palmar de Gregorio de Laferrere, dedicada a la fabricación de ladrillos: tiene la producción paralizada porque le cortaron los servicios de luz y gas por falta de pago, que generaron una deuda de 5 millones de pesos.

Y las gestiones que realizan ante autoridades de los distintos niveles hasta ahora no tienen resultado, por lo que 60 personas se encuentran sin trabajo.

"Los tarifazos nos aplastaron", aseguró a este medio Ana María Ariza, integrante de la cooperativa, quien se ha entrevistado con varios funcionarios exponiendo la situación de la entidad y solicitando que se adopten medidas para poder reanudar la producción.

La cooperativista explicó que los hornos donde se fabrican los ladrillos utilizan gas, y emplean otras máquinas para realizar los cortes que son eléctricas.

De 50 a 700 mil pesos

"Se pagaban facturas de 50, 60 mil pesos, que con el primer ajuste tarifario pasaron a 200 mil pesos. Y cuando terminó la vigencia del recurso de amparo que congeló las tarifas en toda La Matanza, subieron a 500 mil y 700 mil pesos. Se juntaron dos boletas y ya no se pudieron pagar", puntualizó Ariza.

Luego indicó que "se hicieron gestiones ante el Ministerio de Energía para que haciendo un pago mínimo las empresas continuaran brindando el servicio, pero finalmente no prosperaron, comenzaron las intimaciones y terminaron llevándose los medidores en diciembre".

Pero la deuda no sólo se mantiene, sino que no deja de crecer: sumando gas y luz, alcanza a 5 millones de pesos, estimó la cooperativista. "Necesitamos de mucha ayuda para salir adelante", reconoció.

"Para volver a trabajar -continuó- en principio tenemos que recuperar los medidores y el servicio, pero no nos podemos hacer cargo de ninguna deuda".

Y señaló que "a diferencia de otras cooperativas, nuestro producto, el ladrillo hueco, no se ve afectado por las importaciones, más allá de que aumentó bastante el costo de la materia prima. Por otra parte, la cooperativa siempre tuvo una buena clientela".

Posteriormente Ana María Ariza dijo que "continuamos con las gestiones, ante EDENOR, el Municipio, la Nación, pero mientras tanto la producción sigue parada".

Surgió en 2002

La Cooperativa Palmar -surgida en 2002, tras la quiebra de la empresa de igual nombre- compró años atrás "máquinas para mejorar la producción, porque nunca se pensó que iba a ocurrir el tarifazo que golpea también a los trabajadores", apuntó Ariza.

A partir de distintas gestiones, los operarios pasaron a percibir el denominado salario social complementario, que abona la Nación "un ingreso que no resulta suficiente, y por eso los más jóvenes comenzaron a buscar algunas changas, hasta que se pueda volver a producir", precisó.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados