Invitado a la sala donde detona todo su poder, DIARIO POPULAR compartió una tarde entera a pura música, anécdotas y risas con el cantante de O'Connor, Malón y Hermética, y uno de los grandes referentes del heavy nacional. La presentación del Teatro Flores, los discos que se vienen, la escena metalera de hoy y la realidad de una hipotética despedida de la H. Todo, en estas líneas...

"Vení, vamos a ver unos videos y en rato hacemos la nota", le propone Claudio O'Connor a Diario Popular en el estudio El Palacio Records, en compañía de su bajista Hernán García, mientras elige unos clips en un celular y lo conecta vía bluetooth a un parlantito inalámbrico que explotaba de sonido. "¿Viste cómo suena?", agregaen el momento en que se oyen los acordes de "My Generation", de The Who; pero la versión de The Zimmers, esa banda británica formada por unos ancianos con toda la onda. Y después del "descomunal" como respuesta a la consulta, empezó la charla y siguieron las proyecciones. Como en casa...

En un clima de relax y distensión total. Sin apuros. Sin reloj que marque nada. Y sin chamuyo, ni frases hechas. Hablando de todo: el show de O'Connordel próximo sábado 26 en el Teatro Flores, el disco que se viene para 2016, el impasse de este proyecto solista por la vuelta de Malón a los escenarios, el esperado CD de Malón (titulado "Nuevo orden Mundial"), el Luna Park, la actualidad de heavy argentino, la música, el metal, el escenario y su vida como cantante.

"He logrado todo lo que soy gracias a Malón, en otra parte con O'Connor, y un poco cuando era empleado en Hermética", tiró... ¿¡Empleado de la H!? "Es lo que me dijeron por carta documento cuando se separó", contó. ¿Entonces, soñar con una vuelta de Hermética es un imposible? "Yo no sueño con eso. No extraño. Malón y O'Connor son mi familia. Tampoco digo que no, pero no depende de mí... Quizá ni me llaman, jajaja", lanzó, con una sinceridad ácida...

      Embed



-Una vez que pase el show del 26 en el Teatro Flores, ¿se viene la cocina del disco nuevo de O'Connor?

-El Flores va a ser un show clásico, con unas veintipico de canciones. Y sí, ya estamos pensando en el año que viene, con la salida del disco nuevo. Estamos planificando escenografía y alguna cosita para darle un tono más visual al espectáculo. El Flores sería ya la finalización de este año, que fue el regreso. Y en el verano vamos a terminar las canciones, componer, grabar y sacar el disco.

-Con O'connor hubo un silencio de un par de años... ¿Cómo fue ese tiempo?

-En realidad nunca nos fuimos, nos quedamos sin manager y yo empezaba justo toda una actividad con Malón. Después de 14 años que estuvimos sin parar, porque sacamos un promedio de disco cada año y medio, me pareció bien parar la pelota y dejarlo ahí. Ni hablamos por teléfono para los cumpleaños. A fin del año pasado, Hernán (García, el bajista y el otro fundador) me llamó y fue como si nunca hubiéramos dejado de hablar. Me dijo que ya extrañaba tocar los temas y a mí me estaba pasando lo mismo, y acá estamos. Si bien Malón y O'Connor están conectados por el género, no es la misma manera de tocar, de componer. Son diferentes estilos de rock pesado.

-¿En esta banda pelás tu costado más rockero?

-Sí, pero Malón también es bastante rockero. Son diferentes formas de expresión, quizá O'Connor sea más cancionero. Y Malón es más para velocidad. Esa grúa pesada que te pasa por encima, jajaja...

-¿Y qué te da esta banda que tenés con Hernán García,  Ivan Iñiguez, Fernando Cosenza y Pablo Naydon?

-Todo. Pero O'Connor y Malón son dos familias. Internamente, como dos drogas diferentes. Una te genera un estado y la otra otro, pero es el mismo éxtasis. Te llevan al mismo lugar, al placer, al gozo y a poder hacer lo que uno siempre quiso ser.

      malon.jpg

-Y hablando de hacer lo que uno quiere: ya está el disco de Malón, "Nuevo Orden Mundial"... 

-El disco está listo. Sale el 25 de septiembre en las disquerías. Es un disco poderoso, y está muy bueno.

-Los metaleros esperan hace mucho un nuevo disco de Malón...

-Sí. Lo de la gente es impresionante. Con solo dos discos en la calle, cómo creció Malón es terrible. Incluso en Latinoamérica, porque estuvimos tocando por todos lados: Nicaragua, Ecuador, Rock al Parque de Colombia, en New York, Costa Rica, Guatemala. Ahora volvemos a EEUU, Chile, Bolivia, y Paraguay. 

-Un premio por tantos años de poner el cuerpo por el metal...
-Sí. Es impresionante y una satisfacción para nosotros porque somos soldados del rock. Hemos hecho todo a sangre y sudor, no tuvimos becas de ningún tipo. A los 50 años, después de 30 años de subirse al escenario, que pase esto es muy bueno. Siempre le hago acordar al Tano (Romano) cuando nos conocimos.

-¿Cómo fue?
-El tocaba en Cerbero y yo en Mark I. Fue en un festival chico y el escenario era una mesa de pool jajaja. Por eso, estar en esta situación hoy es muy bueno. Es como una bendición, y estamos eternamente agradecidos.

      O Connor 2.JPG

-¿Y cómo fue tu llegada al escenario?
-Al escenario me empujaron. Yo era asistente de una banda, iba a todos los ensayos, se llamaba Búnker, que editó unos discos acá. El cantante a veces no venía y yo cantaba porque sabía los temas. Uno de los violeros me decía Iron, y siempre decía: "Iron tiene que cantar". El otro chico cantaba muy bien, pero no le gustaba el ambiente del rock. De ahí, uno que trabajaba me llevó a cantar otros amigos de él y estuve un tiempo, hasta que me dijeron que tenía que comprar un equipo. Yo tenía 22 años, a dónde iba a comprar. Adónde voy a llegar invirtiendo guita en esto, me decía a mí mismo. No voy a llegar a ningún lado...

-¿Y qué paso?

-Entonces, como los chicos buscaban cantante y yo no pensaba seguir, les conseguí uno. 15 días antes del debut se fueron varios, y me vino a buscar el violero para que le hiciera la gamba. Convocaron al otro violero que habían echado antes, y en la batería tocó Marcelo Mira (de Memphis La Blusera). Ensayamos unos días y tocamos en una kermés, un sábado a la tarde. No había rockeros, ni adolescentes. Solo padres y chicos de séptimo grado. Eramos súper amateurs, con equipos que no sonaban ni para atrás. Pero teníamos mucha actitud. Y la gente nos aplaudió tan fuerte, que eso fue lo que me hizo que siguiera con la música. Después esa banda, Mark I, se reunió para ver cómo seguían y dije, yo quiero. Ese aplauso fue como que me dijeran, quedate ahí que este es tu lugar en el mundo. Ya no me importó a dónde íbamos a llegar con esto con tal de que me aplaudieran así. El aplauso es como que digan, vos sos bueno, servís para esto. Te hace sentir una persona que tiene un lugar en el mundo.

      O Connor 3.JPG


      Embed

"La escena metalera está sana, no se estancó"


-¿ Y la actualidad del metal argentino, cómo la ves?

-No escucho mucho, pero lo veo muy bien. Veo que las bandas siguen tocando, y lo veo a través de lo que nos pasa a nosotros con Malón y O'Connor. La escena metalera es como que está sana, como que no se estancó. Siguen viniendo bandas extranjeras del estilo que en sus países quedaron en el olvido, y vienen acá y la destrozan. Tenemos un país realmente con una cultura de rock muy fuerte. La calidad y la continuidad de las bandas, las ganas de seguir haciendo discos y generando eventos no depende de la industria sino de los seres humanos que fabrican las canciones.

-¿Qué le recomendás a los que empiezan en este camino de la música y el metal?

-Que desistan, jajaja. Mientras viva yo jaja. No, mentira... Lo importante es estar comprometido con el rock y comprometido con lo que significa subir al escenario. Lo que uno tiene que hacer esa gente que te viene a ver se olvide del mundo, que crea que está en otro mundo y eso es obra del que está arriba del escenario.

-Es una actitud...
-Claro. No pasa tanto por las letras, eso una actitud acompañada de todo lo otro: las cosas que decís y los tonos que usás. Y la actitud es esa, ejercer tu libertad y defender la de los demás, y no ser un delincuente. Pasa por ahí. El rock es esa revolución que se dio en los '60 de tener derecho a ser libre y ejercerlo con responsabilidad. Por eso me pinto los labios, me tiño y hago todo... Hay que respetar, siempre y cuando no sea gente que hace daño. Y el rock es una buena herramienta para transmitir todo esto. 

El video oficial del tema nuevo de O'Connor, "Castigo y Perdón"...
      Embed


• EL DATO
La Bestia sigue partiendo cabezas...Este sábado 26 de septiembre, Oconno'r detona todo su poder en el Teatro Flores (Av. Rivadavia 7806, CABA). Bandas invitadas: Aerea y Ocultos. Puerta 19 hs.

O'CONNOR son...
Claudio O'Connor - Voz
Hernán García - Bajo
Ivan Iñiguez - Guitarra
Fernando Cosenza - Guitarra 
Pablo Naydon - Batería 


      Embed


Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados