Desde la mañana hasta la confirmación, así se vivió puertas adentro el anuncio de la Conmebol en el mundo River; un día de suspenso, teorías conspiranoicas y muchos nervios

Desde la mañana, de lo único que se habló fue de la comunicación del tribunal de disciplina que estuvo todo el día reunido en la Conmebol para castigar a Marcelo Gallardo y dar por terminado el reclamo de Gremio.

A media mañana la página de la Conmebol tuvo un pico de visitas inédito y más todavía para el link interno “Unidad disciplinaria. Fallos” que tenía cargados los castigos al Muñeco y al Mellizo con fecha de 29 y 30 de octubre. Ahí la Conmebol debía subir el comunicado.

Desde River, en las oficinas del departamento de legales aseguraban, en la primera ronda de café, que el anuncio sería a las 12. “Primero nos mandan el email y enseguida lo suben a la web”, le dijeron a DIARIO POPULAR en la primera de las cientos de comunicaciones que se darían durante todo el día.

Mientras el F5 se repetía sin cambios en la pantalla web, en River el email con @conmebol.com y asunto Fallo disciplinario no aparecía. Y se hicieron las 12, las 13 y las 14 y la misma pregunta que todo el mundo River se hacía no tenía respuesta. El fallo no estaba y se empezaron a hacer famosos los nombres del tribunal que debía emitir el comunicado.

Una venezolana de nombre Amarilis Belisario, un chileno llamado Cristóbal Valdez y un paraguayo, Eduardo Gross Brown. El argentino Diego Carlos Hernan Pirotta y el brasileño Antonio Carlos Messias estaban ahí pero no iban a votar.

Las teorías empezaron a circular por las calles de la escasa información oficial. Que Gremio no jugaría la Copa 2019 si no le daban por ganado el partido, que la Red O Globo metía presión, que Fox no iba a dejar que le saquen el River-Boca, que Angelici a través de sus contactos apuraba una definición para evitar jugar ante River y que el fallo salía a las 16 horas.

En Quilmes se abrían las puertas del estadio y una combi con directivos y allegados entraba fijando la mirada en los celulares, en la página de la Conmebol y en los emails. Todos los periodistas se hacían la misma pregunta: ¿y el fallo? La respuesta estaba en Paraguay, en Luque, donde llovía y se cortaba la luz. La locura crecía y muchos se preguntaban sí iban a anunciar todo en el medio del partido de River y el de Gremio, que jugaba por el Brasileirao.

En River ya habían pasado de largo el almuerzo y andaban por la merienda sin que la casilla de correo tenga el email esperado. “Ya nos preocupa”, decían y trasladaban la incógnita a Quilmes. Un rato después, cuando Gallardo daba el equipo para jugar con el Pincha, la plana mayor de River iba en busca de su palco y uno decía al pasar: “El problema es la sanción a Gallardo, no el fallo del partido”.

Arrancaba el partido y volvía la calma. Los F5 seguían buscando la actualización, pero no había nada. River jugaba ya con Estudiantes y Gremio visitaba a Atlético Mineiro. Allá con menos ilusiones que en Quilmes pensaban en los mismo, un fallo disciplinario que a esa altura de la tarde parecía que se había extraviado.

Entonces empezó a correr la versión de que se anunciaría no bien terminasen los partidos de los dos equipos. En Bello Horizonte Gremio festejaba un 1 a 0 y en Quilmes River sufría una derrota rara como la historia del anuncio de la Conmebol. Pero esos finales tampoco le abrieron la puerta a la determinación disciplinaria.

La noche ya estaba firme y viva pero el fallo aún seguía durmiendo en las sabanas del tribunal disciplinario. “Esto es una locura, no entiendo nada”, avisaban desde River, donde ya estaban por encargar la comida para la cena. “Ya veo que nos quedamos a dormir”, bromeaban para evitar los nervios. “¿Sabrá esta gente que hay que organizar un superclásico histórico?”, le dijo a POPULAR un integrante de la directiva millonaria mientras volvían para el Monumental.

Incluso desde Porto Alegre el club subía a la red social una bandera ganadora del equipo y el entrenador Renato pedía que su equipo vaya a la final. Más tiempo pasaba más locura se generaba. Ya habían pasado casi 12 horas y la palabra “fallo” se convertía en la más usada entre periodistas, hinchas y dirigentes.

Eran las 20.45 y ya había llegado la cena. Salía el fallo. Se terminaba un día de teorías conspiranoicas, suspenso y muchos nervios.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados