Hoy, como sabemos, es el Día del Niño en nuestro país. Y, además de ser una ocasión para disfrutar y compartir con nuestros hijos, debe ser una oportunidad para reflexionar sobre la realidad de todos los niños y niñas que viven en Argentina. Por ejemplo, sobre la dolorosa situación de que 4 de cada 10 chicos padecen algún tipo de malnutrición. Debemos entender que un niño que pasa hambre y no tiene los estímulos afectivos y cognitivos que necesita, no solo representa una inmoralidad social sino también una hipoteca para nuestro futuro.

El desarrollo del cerebro, que se produce hasta pasados los 20 años, afronta diferentes períodos sensibles en los cuales genera nuevas conexiones. Su evolución óptima requiere los nutrientes adecuados y un ambiente estimulante desde el punto de vista cognitivo y emocional, en el que exista una interacción productiva con un entorno que contribuya con ese desarrollo. Cuando un niño crece en la pobreza o en la indigencia, la maduración de su cerebro puede sufrir un impacto negativo. Pero la ciencia ha demostrado que estos efectos pueden ser contrarrestados con intervenciones y, por ello, nunca debe considerarse que es demasiado tarde.

Los niños deben estar bien alimentados, recibir una educación de calidad y crecer en ambientes que los estimulen en la creatividad, el conocimiento y la innovación para que puedan expandir toda su potencialidad. Deben estar preparados para ser los que en el futuro próximo innoven, los que creen, los que sigan construyendo el país.

Para erradicar la pobreza es necesario considerar toda su complejidad. Los programas que han tenido mayor éxito alrededor del mundo son aquellos que consideran su multidimensionalidad y combinan estratégicamente acciones para el ciudado de la primera infancia, la nutrición temprana, la salud, el afecto, la educación de calidad, la vivienda, la infraestructura y los servicios.

Es un fracaso como comunidad que exista en nuestro país un solo chico que no tenga garantizada su buena alimentación y protección. Nada, absolutamente nada puede justificarlo. Debe ser nuestra prioridad el bienestar de nuestros niños y niñas hoy y siempre.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados