La Asociación Antidrogas de la República Argentina advirtió que la situación se produce por la devaluación de la moneda y el decomiso de los estupefacientes más caros. Los chicos de 11 a 15 años, los más vulnerables.

Especialistas alertan por el resurgimiento de las drogas más baratas y letales como el paco, consumidas en su mayoría por los adolescentes que tienen entre 11 y 15 años, en un flagelo que se estima que creció alrededor de 250% de un año para otro, propiciado por la devaluación de la moneda nacional, así como el encarecimiento y el creciente decomiso de las sustancias más tradicionales.

Según datos proporcionados por la Asociación Antidrogas de la República Argentina (AARA), la cifra es más del triple que la que se registraba en 2017, al tiempo que alertaron que la situación no ocurre únicamente en los barrios más pobres del Gran Buenos Aires, sino que también se da cada vez con más frecuencia en el interior del país.

En la misma dirección se pronunciaron desde la Defensoría del Pueblo bonaerense, desde donde advirtieron que “si bien rige hasta fin de año la emergencia nacional en adicciones, los resultados son prácticamente inexistentes” y consideraron que en cuanto al consumo de estupefacientes “se podría generar una situación similar a la que se registró después de la crisis de 2001”.

Claudio Izaguirre, titular de la AARA, explicó en diálogo con DIARIO POPULAR que “existe una merma en las drogas más caras y a la vez se produce un incremento proporcional en las más baratas”, mientras que atribuyó la circunstancia “no sólo al aumento del valor de las drogas por la devaluación, sino también al fuerte trabajo del Ministerio de Seguridad de la Nación en el ingreso de drogas al país”. “Pasa sobre todo en las comunidades más humildes, donde los consumidores tratan de conseguir una sustancia económica y los dealers buscan la forma de abastecer a sus clientes con drogas más nocivas, pero más baratas”, detalló Izaguirre.

LEA MÁS:

Al abundar sobre el tipo de estupefacientes, aclaró: “El paco es muchas cosas, no sólo es lo que queda del residuo de la producción de cocaína. Son distintos tipos de sustancias. De hecho, Gendarmería se ha encontrado con alrededor de 25 mezclas bajo ese nombre”.

El especialista confió que “lo que hacen los proveedores es ofrecerle al consumidor de droga lo que sea, desde pastillas pulverizadas o pastillas tranquilizantes hasta sustancias de estiramiento que pueden ser desde manitol hasta algún tipo de polvillo como el de los tubos fluorescentes”.

Al ser consultado por la sensación que atraviesa el adicto, Izaguirre puntualizó: “Son 20 a 30 segundos de vuelo, éxtasis y felicidad absoluta, pero después viene el bajón, entonces tienen que consumir la próxima dosis”. Y resaltó que ese mecanismo “hace que la persona esté invirtiendo hasta 400 o 500 pesos por día, para comprarse entre 15 y 20 dosis por ese precio”. Esa adicción genera más problemas: “Para conseguir ese dinero, la gente más vulnerable hace lo que sea, por ejemplo robarse un celular”.

En ese sentido, el titular de la AARA alertó: “Básicamente los que consumen este tipo de drogas son los chicos más desposeídos que están entre los 11 y 15 años, que a su vez son los inimputables en la Justicia. Entonces, pasa que se robó un celular y a los 20 minutos lo va a buscar la madre y sigue con su derrotero”.

“En el segundo y tercer cordón del Conurbano bonaerense hay un gran problema en los barrios carenciados, pero esto también está golpeando fuerte al interior del país. La gente de los comedores no sabe que hacer y desde el gobierno se trabaja bien en la lucha contra el narcotráfico, pero la Sedronar carece de espacios de asistencia”, concluyó.

Por su parte, el defensor del Pueblo Adjunto bonaerense, Walter Martello, consideró que “el precio en dólares de la cocaína podría generar una situación similar a la que registró después de la crisis de 2001, cuando proliferaron masivamente drogas de bajo costo como el paco, que tienen efectos más nocivos que otros estupefacientes”.

“En la Argentina, rige hasta fin de año la emergencia nacional en adicciones, decretada en diciembre de 2016 por el gobierno nacional para adoptar acciones que den un abordaje integral de la problemática, pero los resultados son prácticamente inexistentes”, añadió Martello. Y concluyó: “Debemos encarar de forma urgente políticas preventivas para evitar que las adicciones sigan creciendo”.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados