El primer detenido en la causa continuará imputado por el crimen de la joven. Además, un nuevo informe aportó detalles del hecho.

El profesor de matemática Leonardo Agostino recuperará la libertad, pero seguirá imputado por el homicidio de Anahí Benítez.

Fuentes judiciales anticiparon en la noche del lunes a la agencia NA que el juez de Garantías de Lomas de Zamora, que interviene en la causa, Sebastián Monelos, tomó la determinación con Agostino, quien igual seguirá imputado por el homicidio de la joven y deberá establecer domicilio dentro de la provincias de Buenos Aires.

El profesor recuperará la libertad, pero no podrá ausentarse del domicilio que fije por más de 24 horas y tendrá que presentarse ante la Justicia cada vez que lo requiera el magistrado o las fiscales.

Por otra parte, un nuevo informe en relación a los detalles sobre el cuerpo de Anahí permitió establecer a los investigadores que la adolescente fue golpeada por sorpresa antes de ser asesinada por asfixia en la localidad bonaerense de Llavallol.

LEA MÁS:

Rastros y pistas importantes en la casa del segundo detenido

Por otra parte, la Policía halló rastros de sangre que serán sometidos a pericias en el interior de la casa de Marcos Bazán, el segundo detenido en torno al asesinato de la adolescente.

Según la fiscal especialista en Violencia de Género de Lomas de Zamora Verónica Pérez, en la casa de Bazán, un hombre de 34 años que reside al lado de la estación Santa Catalina del ferrocarril Roca, línea Haedo-Temperley, se encontró “arroz, como el que había comido Anahí, manchas hemáticas, una pala y un celular”.