La justicia ordenó el allanamiento de un móvil del Comando de Patrullas de Bahía Blanca, que fue geolocalizado en el cangrejal donde se halló el cuerpo que ahora es peritado.

En la misma jornada en que se inició la autopsia a los restos óseos hallados en una ría de Villarino Viejo, que podrían ser del joven desaparecido Facundo Astudillo Castro, se supo que un móvil policial fue "geolocalizado" el pasado 8 de mayo parado durante más de media hora a pocos metros del cangrejal donde, entre el sábado 15 y el último viernes, se fueron encontrando huesos de un esqueleto, restos de prendas de vestir y una de las zapatillas de Facundo.

El patrullero fue identificado como un Toyota Etios perteneciente al Comando de Patrullas de Bahía Blanca. Esto derivo en que el cuestionado fiscal federal Santiago Ulpiano Martínez haya ordenado un allanamiento a esa dependencia, para secuestrar libros de guardia, teléfonos celulares y otros elementos, además de ese patrullero.

"Es una zona alejada de donde ese móvil debía estar. Es un indicio importante que lo sitúa en un lugar cercano al del hallazgo de los restos", precisó uno de los investigadores, sin poder explicar cómo ese informe, presuntamente oficial y enviado desde el Ministerio de Seguridad bonaerense, recién se difundió ahora. No obstante, según ese informe, el GPS del patrullero marcó que ese día estuvo detenido durante más de media hora a unos 500 metros del lugar donde fueron encontrados los restos óseos de quien podría ser Facundo.

Ante otro indicio de la "participación policial", tal como las fotos "filtradas" de un presunto procedimiento de interceptación por violación de la cuarentena, la del DNI en el celular de una oficial sospechada o los mensajes borrados en los teléfonos móviles de los cuatro efectivos sobre los que se pidió su detención, las declaraciones de testigos que abonaban la hipótesis de una muerte accidental se van diluyendo.

En tal sentido, Leandro Aparicio, uno de los abogados querellantes, aseguró "no quedan dudas de que se trató de una desaparición forzada, está confirmada y ahora habrá que determinar si además de personal de la Policía bonaerense, en el hecho estuvieron involucrados efectivos de otra fuerza de seguridad". En su momento, también se apuntó hacia funcionarios de la Municipalidad de Villarino, como quienes prestaron "colaboración" en las distintas etapas de encubrimiento que se habrían registrado en el caso.

"Se han efectuado distintas medidas de prueba que fueron solicitadas anteriormente y que mágicamente ahora el fiscal Ulpiano Martínez, se dispuso a realizarlas", afirmó el letrado, dando cuenta de un supuesto cambio de postura en la Justicia Federal de Bahía Blanca, en relación a la marcha de la investifación. "Dentro de esas medidas que se habían pedido han llegado informes muy relevantes", sostuvo Aparició, en referencia a ese móvil del Comando de Patrullas de Bahía Blanca ahora localizado en la zona donde se hallaron los restos óseos, reforzando la teoría del "cuerpo plantado".

"Hay medidas de prueba que estaban paralizadas y se han realizado y permitieron echar luz sobre puntos oscuros", agregó el abogado, al mismo tiempo que aseguró que "todo va en contra de las teorías de un accidente, que Facundo se cayó o que lo comieron los cocodrilos".

Además, Aparicio señaló que "para que haya desaparecidos en democracia es importante también la labor de algunos periodistas. No se puede hablar con tanta facilidad y decir esa hipótesis descabellada del presunto accidente". "Para que haya desaparecidos en democracia es necesaria la policía, son necesarios algunos fiscales, algunos jueces, muchos políticos como Berni o Bullrich y algunos periodistas", concluyó.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados