La agresión ocurrió en agosto, en un supermercado de Melchor Romero, en La Plata. La víctima logró recuperarse pero los golpes le dejaron secuelas en el habla y la movilidad.

El pasado 10 de agosto, Marcos Avellaneda, de 42 años, fue atacado de un fierrazo en la cabeza dentro de un supermercado de Melchor Romero, La Plata, hecho por el cual estuvo internado varias semanas y peleando por su vida.

El agresor se fugó y estuvo prófugo hasta este lunes, que fue capturado por los detectives de la DDI comandada por Pedro Beltrame. “Se lo atrapó en 34 entre 162 y 163”, indicó un vocero. Fue trasladado al asiento policial y este martes será indagado por la UFI nº 5 que tomó el caso, bajo la carátula de “tentativa de homicidio agravado por alevosía y lesiones gravísimas”.

La víctima permaneció durante semanas internada en el Hospital Rossi, con hundimiento de cráneo y en grave estado. Si bien logró recuperarse, le quedaron “secuelas en el habla y la movilidad, que aún no se sabe si van a ser permanentes”.

El incidente había tenido lugar dentro del comercio emplazado en 32 y 164, cuando Avellaneda se encontraba caminando entre las góndolas. Entonces ingresó su atacante directamente con un fierro y le pegó en la cabeza. Luego huyó en bicicleta. “Venían peleando por la posesión de un terreno”, explicó un jefe de la fuerza, quien añadió que el responsable, de 23 años, “lo sorprendió por la espalda, sin permitirle defensa alguna”.

El damnificado quedó tendido en el suelo, bajo un charco de sangre, y poco después comenzó a convulsionar. La intervención de una enfermera que había en el lugar fue de vital importancia.

Aparecen en esta nota: