Después de una larga declaración indagatoria, Marcos Bazán sentenció que no conocía a Anahí y, además, se declaró inocente del caso.

El único detenido por el crimen de Anahí Benítez, Marcos Esteban Bazán, se declaró inocente delante la justicia y dijo que no conocía a la víctima. La adolescente de 16 años fue hallada enterrada en una reserva natural de Lomas de Zamora.

En principio, el ex profesor de Matemáticas de la joven, aseguró no tener vinculación con el crimen. Por su parte, fuentes judiciales informaron a Télam que el docente fue indagado por la madrugada por las fiscales.

LEA MÁS:

Desde ese momento, el juez de Garantías, Sebastián Monelos, dispuso la liberación del profesor. A su vez, Bazán –quien fue asistido por el abogado Lucio de la Rosa- también prestó declaración durante la tarde.

Entre otras cosas, el sospechoso presentó una lista de testigos que apoyan su coartada. Además explicó que su vivienda no tiene ningún perímetro ni medida de seguridad que impida el acceso de cualquier persona que transite por la reserva.

LEA MÁS:

Durante la indagatoria, que se prolongó hasta la noche, se acercaron hasta los tribunales de Lomas de Zamora un grupo de amigos de Bazán que aseguró que éste es “inocente” y “una buena persona”.

También estuvo presente Florencia, la novia del sospechoso, quien dijo que la acusación es “todo mentira”, que ella estuvo con él todos los días desde la desaparición de la adolescente y que el sábado 29 de julio -cuando la víctima fue vista con vida por última vez- su pareja vio a una persona sospechosa esconderse en la reserva pero que no sabe quién es.