Un informe de la ONG Defendamos Buenos Aires reveló que "la ola de secuestros permanece en Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano bonaerense con un promedio de poco más de un hecho por día".

Tiene 16 años, es alumna de un colegio secundario de la localidad de Villa Ballester y estuvo a punto de resultar raptada, por dos sujetos que la abordaron en la calle, aunque ella pudo evitar el secuestro. Este episodio afortunadamente no se concretó, sin embargo el flagelo de los secuestros extorsivos lleva registrados 103 casos en los primeros 100 días del presente año.

“La joven es una estudiante de 16 años del Instituto Manuel Belgrano. Ella venia por la avenida Lacroze, de Villa Ballester, cuando dos personas en un automóvil gris con vidrios polarizados intentaron raptarla. Ella forcejeó y pudo zafar de los delincuentes. Se escondió en el hall del registro civil, ubicado en la esquina con General Paz”, contó ayer un directivo de la escuela, comentando que “se está trabajando en apoyar a la alumna y su grupo familiar, al mismo tiempo que se realizan reuniones con padres de la escuela y policía de la zona, para desarrollar estrategias conjuntas y prevenir hechos con estas características”.

Un informe de la organización no gubernamental Defendamos Buenos Aires reveló que “la ola de secuestros permanece en la zona de la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano bonaerense (distrito AMBA), con un total de 103 secuestros en los primeros 100 días del año”.

En promedio, se trata de poco más de un rapto extorsivo diario en la metrópoli porteña y bonaerense.

“En lo que va del año se llevan registrados 103 secuestros, principalmente en la Capital Federal y el Conurbano bonaerense, lo que equivale a poco más de un caso por día, lo que demuestra que el delito de retención violenta de una persona para obtener un rescate a través de una extorsión, no solo no ha perdido vigencia sino que ha aumentado, toda vez que el año 2016 que fue récord anual en más de 30 años terminó con 267 casos, bastante menos que un caso diario”, dijo el abogado Javier Miglino, titular de la organización.

El estudio indicó que el primer secuestro del año sucedió el día 1 de enero de 2017, anticipo de que la situación con esta modalidad sería grave.

LEA MÁS:

“El primer secuestro extorsivo denunciado fue el día primero de enero de 2017. El último que monitoreamos se registró el día 20 de abril. Prácticamente la mitad, es decir 46 delitos de privación ilegal de la libertad con fines extorsivos, no fueron denunciados, toda vez que los secuestradores amedrentan a sus víctimas informando que conocen no solo su nombre y dirección sino que en muchos casos, conservan el documento nacional de identidad, tarjetas de crédito, teléfonos celulares, tablets y computadoras; con lo que tienen prácticamente una radiografía del secuestrado o secuestrada y de su grupo familiar y de amistades”, dijo Miglino.

Asimismo, en el trabajo sobre esta problemática, se afirma que ahora "marcan a las posibles víctimas con papeles flúo".

“La zona de Las Cañitas y Palermo Hollywood, distante apenas a 25 cuadras comparten el raro privilegio de ser lugares donde se ‘marca’ a posibles víctimas de secuestros. Los delincuentes saben que ambos distritos gastronómicos son elegidos por gente de alto poder adquisitivo que van a bailar, a comer o a tomar algo desde numerosos barrios de la Capital Federal y del Conurbano bonaerense. Los trapitos que acampan en la zona desde las 20 y hasta pasadas las 10 de la mañana, no solo cobran por estacionar utilizando amenazas y extorsión, sino que durante el verano 2016/2017 perfeccionaron una técnica que produjo secuestros extorsivos en San Martín, San Isidro, Vicente López, Lomas del Mirador e Ingeniero Budge, Lomas de Zamora”, dijo Miglino.

¿Cómo se produce este denominado “marcamiento” de víctimas? “En el momento de estacionar un vehículo de gama alta o media (Audi, Mercedes, BMW, Mini Cooper, Fiat 500, Peugeot 208, VW Vento, VW Bora, Ford Focus, Chevrolet Cruze y otros), los trapitos presentes en ‘Las Cañitas’ y en ‘Palermo Hollywood’, aprovechan a mirar cuantas personas bajan del auto. Si se trata de mujeres solas, dúos de amigas o parejas; son el blanco más elegido según las fuentes judiciales que investigan más de una centena de secuestros en el distrito AMBA”, dijo el abogado.

Así, de acuerdo a lo expresado por Miglino, “en el momento de alejarse colocan un papel pintado con un entonador fluorescente de color verde, si se trata de una chica sola. El papel lo colocan sobre la patente o directamente sobre la carrocería. Si se trata de dos amigas o de una pareja, los papeles serán dos. Como resultado en muchos casos de secuestros aparecieron los vehículos con estas señales y basta recorrer la calle Fitz Roy en Palermo Hollywood o Báez en Cañitas para notar que en el piso hay un montón de estos elementos convertidos en bollitos, porque los dueños del auto los notaron sobre la parte trasera del vehículo y por desconfianza o casualidad los arrancaron, evitando sin saberlo un nuevo caso de secuestro”.

LEA MÁS:

Un modus operandi cada vez más violento

En todos los casos las víctimas son interceptadas ‘al voleo’ por dos o más autos que reconocen las marcas flúo en la parte de atrás. También colocan cintas luminiscentes. En ese momento se llevan a una persona cautiva y según los testimonios de personas secuestradas y liberadas, son terriblemente violentos, golpeando a hombres y mujeres, que en algunos casos perdieron una pieza dental o terminaron con un hueso roto, infundiendo terror y pánico y consiguiendo de ese modo un rescate de dinero y joyas que llega prácticamente de inmediato de parte de parientes y amigos que no siempre llaman a la policía; entre otras cosas porque los secuestradores les dicen que los policías trabajan en sociedad con ellos”, dijo el abogado Javier Miglino.

En el marco de los testimonios de gente con vehículos marcados que se salvó de un secuestro, el informe de Defendamos Buenos Aires relató el siguiente caso: “Una chica fue a visitar a una amiga que vive a metros de la zona de boliches y bares de la calle Báez en la zona de Las Cañitas. Llegó hacia las 23 horas, se le acercaron dos trapitos que le cobraron 40 Pesos por dejar el auto en ese lugar; sin saber donde iba la chica en realidad. El vehículo, una camioneta nueva Citroen de color blanco, quedó estacionada toda la noche. Al retirarla notó el papel flúo y antes de retirarlo tomó una imagen y la envió a Defendamos Buenos Aires, donde ya habíamos alertado de esta modalidad delictiva en la zona”.

Cuáles son las zonas más atacadas

El detalle del total de secuestros en Capital y el Conurbano sostiene que “en los primeros 100 días del 2017 se mantiene la tendencia de un secuestro extorsivo por día, porque hasta la fecha se han producido 103 raptos extorsivos”.

Lomas de Zamora fue el distrito más atacado con 19 casos, seguido por San Martín (11), Loma Hermosa (2), Lanús (5), Esteban Echeverría (2), Lomas del Mirador, Ramos Mejía y Morón (10), San Justo (7), Ciudadela (1), Isidro Casanova (1), Castelar (1) y Capital Federal (34)”, informó el abogado Javier Miglino.