Nahuel Naranjo podría ser condenado mañana a 4 años de prisión efectiva y a 10 de inhabilitación para conducir, por una picada trágica en la que murió su compañero Yoaquín Tomás Bruno y otros chicos resultaron heridos.

Un joven que corriendo una picada protagonizó un siniestro vial, en el que murió uno de sus acompañantes y otros dos sufrieron lesiones graves, podría ser condenado a cuatro años de prisión efectiva y a diez de inhabilitación para conducir, tal lo solicitado por el fiscal y las tres querellas al formular su alegato ante el Juzgado en lo Correccional Nro. 5 de San Martín. El fallo se conocerá mañana, en horas del mediodía, en medio de cierta expectativa por saber si habrá una sentencia que lleve el imputado Nahuel Naranjo a la cárcel, debido al pedido de las partes acusadoras, aunque no se descarta que al no quedar firme la sentencia continúe en libertad. “Confiamos en que habrá una condena de prisión efectiva, ya que se trata de un hecho con muchos agravantes, los que quedaron demostrados en la contundencia de las pericias, donde se comprobó la responsabilidad y la negligencia de quien manejaba esa noche y corriendo una picada provocó una tragedia. Hemos esperado todo este tiempo, siendo respetuosos de los tiempos de la Justicia, del proceso, pero no puede quedar en libertad alguien que puede volver a matar”, sostuvo Patricia Sánchez, la madre de Yoaquín Tomás Bruno, la víctima fatal de este hecho.

Cabe recordar que el chico, de entonces 19 años, en la noche del 17 de abril de 2015 salió con sus compañeros de la escuela, subiéndose al Volkswagen Gol que manejaba uno de ellos, Nahuel Naranjo, quien, en determinando momento, empezó a correr una “picada” con otro auto en la avenida San Martín, a la altura de la localidad de Villa Lynch. El exceso de velocidad derivó en la mala maniobra del vehículo que chocó contra una columna, para dar luego varios vuelcos y terminar estrellándose contra el paredón de una estación de servicio. Los siete ocupantes padecieron lesiones de gravedad y Yoaquín Bruno sufrió politraumatismos, que derivaron en su muerte, luego de cinco días de agonía. Luego de las cuatro jornadas del juicio, al que el imputado llegó acusado de “homicidio culposo y lesiones graves”, al formular su alegato, el fiscal Rubén Moreno pidió que se aplique una condena de cuatro años de prisión efectiva, más diez de inhabilitación para conducir, mientras que las tres querellas coincidieron con esa solicitud, en especial el abogado Norberto Frontini, quien representa a la familia de Yoa Bruno. En tanto, la letrada defensora Carola Asis se pronunció por una pena menor, de solo dos años y medio, por ende excarcelable, y cinco de imposibilidad de manejar. Si bien el juez Claudio César Frega habría pretendido pasar a un cuarto intermedio, al interpretar, luego de las pericias, que no se había tratado de un siniestro vial más, luego de que un auto en velocidad superara a otro, sino de una picada. Esto finalmente no prosperó, aunque generó malestar entre los familiares. “En el juicio se exhibieron las imágenes de las cámaras de seguridad, las tomas fotográficas y los resultados de las pericias, donde se determinó que la caja de velocidades quedó clavada en la quinta marcha y hasta pudo llegar a los 140 kilómetros por hora. No quedaron dudas de esta actitud negligente que dejó un saldo de muerte y heridos, sin que luego hubiera ningún tipo de arrepentimiento, ni pedido de disculpas. Solo cabe una condena ejemplar y que sirva como precedente para este tipo de hechos”, afirmó Patricia Sánchez, en diálogo con DIARIO POPULAR.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 5346756 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados