Lola cumplirá 4 años el 17 de julio y su familia reclama su tenencia, ya que no sólo no puede verla sino que ni sabe dónde está. Su madre fue injustamente detenida acusada de intentar asesinarla cuando la niña nació.

Lola cumplirá cuatro años el próximo 17 de julio. Desde su traumático nacimiento en una casa de Berazategui, la Justicia la apartó de su madre, de sus tres hermanos y su familia. La lucha por recuperarla no se detuvo nunca.

La historia es una certera recopilación del maltrato judicial que padecen mujeres y niñas, más aún cuando son pobres. Mientras la progenitora de la niña está injustamente presa acusada de intentar matar a la criatura, cuando en realidad ocultó el embarazo para evitar que su ex pareja la ataque y obligue a realizarse un aborto, la criatura no tiene contacto alguno con sus seres queridos, y ni siquiera se sabe dónde está, quién la cuida o si va a la escuela.

LEA MÁS:

“La justicia de Quilmes sigue poniendo excusas para que Lola esté con nosotros. Ya hicimos todo lo que nos pidieron para que nos den su custodia mientras se define lo que sucede con su mamá presa, pero siempre aparece alguna argumentación insólita. La última vez, una asistente social negó la revinculación porque éramos pobres. Así de increíble y horrible”, dijo Paola Lezcano, tía de Jésica, la madre de la pequeña Lola.

El caso de Jésica pone de manifiesto la impunidad y crueldad machista imperante en la justicia. La joven mujer fue encontrada el 17 de julio de 2013, tirada en el piso, rodeada de sangre y con una beba a su lado. La criatura presentaba un golpe en la cabeza. Hasta ese momento, nadie conocía del embarazo, el cuarto de Jésica. Es que su ex pareja, padre biológico de la beba, era un hombre violento. Ella, por miedo a sufrir un ataque y que la obligue a realizar un aborto, ocultó la situación. El día que tuvo a Lola, se encontraba completamente sola.

"Ya hicimos todo lo que nos pidieron para que nos den su custodia, pero siempre aparece alguna argumentación insólita", aseguró Paola.

LEA MÁS:

Aquella vez, la Justicia intervino, pero sin la mínima perspectiva de género. Por ejemplo, Jésica fue hallada inconsciente y trasladada al Hospital Evita Pueblo de Berazategui, y la fiscal María de los Angeles Attarian Mena, no le tomó declaración a la joven, pero la acusó formalmente de intentar asesinar a Lola, con el agravante del vínculo.

Así, ordenó esposarla en la cama del nosocomio y le prohibió todo contacto con la criatura. A los pocos días, en un aberrante operativo con policías, se llevaron a la chiquita del hospital, que fue atendida y dada de alta, y desde entonces su familia no tiene contacto con la niña. El escándalo judicial siguió con la orden de prisión preventiva para Jésica, que hace casi cuatro años está confinada en la cárcel de Magdalena, y ahora con fecha de juicio tentativa en agosto próximo, donde podría ser condenada.

Voces que no se escuchan

Nadie la escuchó a ella. Nadie nos escucha a nosotros. Ni la justicia, ni nadie. No hay pruebas para acusar a Jésica de tratar de asesinar a Lola. Todo lo contrario. Ocultó su embarazo porque quien era su pareja, un hombre muy violento, le iba a provocar daño o amenazarla para que aborte. Pero ella quería seguir adelante con el embarazo y lo hizo. La tienen presa, olvidada, maltratada, sin la posibilidad de ver a su hija. Y nosotros, su familia, luchamos por Lola y no logramos nada. Nos niegan a Lola, pero nos permiten tener a los otros tres hijos de Jésica. Así funciona la justicia”, dijo Marcela, madre de Jésica, que está a cargo de los nenes en su casa de la localidad de Hudson.

Mientras el proceso judicial de Jésica continúa su rumbo, con un destino que no se presenta para nada alentador, la causa por la restitución de Lola a su familia está a cargo de un tribunal de familia del Departamento Judicial de Quilmes, que desde hace casi cuatro años elude el acceso a la chiquita, antes una beba y ahora una niña que debería estar escolarizada.

Sabemos que no va al jardín. Lo único que nos dicen es que la tienen en un hogar, y que la encargada ya no la puede tener. Hace poco, se suponía que iba a vivir con Sofía, hermana de Jésica, pero como no podía construirle una piecita para Lola, le dijeron que era pobre para recibirla y se la negaron. Así fue siempre. Por cualquier motivo, rechazan entregarnos a la nena. Ni siquiera tiene vínculo con sus tres hermanitos, que no la conocen y la quieren ver. Es su derecho. Vamos a seguir peleando”, dijo Paola.

"Sabemos que no va al jardín. Lo único que nos dicen es que la tienen en un hogar, y que la encargada ya no la puede tener", sostuvo Paola.

LEA MÁS:

Te arrancaron de tu familia

Y nuevamente pasó un 17, implacable como cada 17 de cada mes, tan inexorable como el tiempo. Algo que no se puede detener; cada 17 cargado de recuerdos imborrables, pena, dolor, lucha incesante e impunidad instalada en nuestra vida cotidiana. Este 17 nos recuerda que hace 3 años y 9 meses que ‘la justicia’ te arrebató de nuestras vidas. A nosotros no nos importa cuántos meses pasen, nosotros sólo sabemos y entendemos que te arrancaron de tu familia.

Cada día que pasa es una eternidad, sin saber cómo estarás, si te tratan bien, si irás al jardín, sólo imaginamos tu vida con los ojos llenos de lágrimas. Lágrimas que se renuevan día a día, por que hagamos lo que hagamos siempre hay un NO!. Un NO a que conozcas a tus hermanitos. Un NO a que te vincules a tu tía y abuelos. Un NO a que devuelvan a donde perteneces, a tu familia. Por el simple hecho de ser pobres, esa fue la denominación que nos dieron la señora asistente social y la psicóloga. Y el motivo por el que negaron la vinculación con tu tía.

Nunca podremos olvidar que viniste al mundo el 17 de julio de 2013 y que tu vida nos fue arrebatada a tan sólo una semana después. A veces solemos pensar que es una pesadilla interminable, pero nunca vamos a bajar los brazos.

Tu abuela Marcela es una leona, a la que le arrebataron uno de sus cachorros, ella no va a parar hasta traerte de vuelta, criarte con mucho amor como lo hace con tus hermanos.

A veces la veo y pienso que es como el junco, que se dobla pero no se quiebra, es un ave Fénix que renace de sus cenizas y vuelve a comenzar, es como los indios que se pintan y van a la guerra que cada día debe hacer frente y pelear, con las únicas armas que conoce, el amor y la verdad. Ella es todo eso pero sobre todo es una abuela que llora y se desangra por dentro por que aún no te puede traer devuelta a casa. Pero tranquila querida Lola, que estoy segura que ya lo va a lograr y vas a estar a donde perteneces, acá con tus hermanitos y con el resto de tu familia que te espera cada día para llenarte de amor. Hasta pronto Lolita!!!!”.

(La carta fue publicada el pasado 17 de abril, en el perfil de Facebook “Devuelvan a Lola”)

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 5346756 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados