Las bandas delictivas mutan como el virus fatal, advirtió el experto Luis Vicat, precisando que la tercera edad en las calles es sinónimo de casos de arrebatos violentos bajo la modalidad "piraña".

Al drama que debieron sufrir los jubilados en la jornada de ayer por el "Viernes Negro" en plena pandemia, obligados a concurrir masivamente a los bancos, rompiendo la cuarentena sanitaria y poniendo en riesgo de contagio a millones de personas de la tercera edad, la extensión en la apertura de las sucursales para el cobro de haberes durante el fin de semana y días posteriores los pone en situación de extrema vulnerabilidad para los robos del dinero que perciban, por lo que se alerta que se extremen los cuidados policiales y personales.

El licenciado en Seguridad Pública, Luis Vicat, sostuvo en diálogo con Diario Popular que "la pandemia de coronavirus convierte a los jubilados en víctimas ideales ya no sólo del contagio de la gripe fatal para ellos por su vulnerabilidad en términos de salud, sino también porque el delito toma otras formas, se adapta del mismo modo que la enfermedad, entonces luego de mandarlos en masa cuando se recomienda aislamiento absoluto, ahora ese sector debe extremar los cuidados para no resultar robados, ya que estarán a merced de bandas que hace dos semanas no facturan por el control callejero".

ADEMÁS:

El caos en los bancos expuso una interna en el oficialismo y en la CGT

"Es obvio que bajen las estadísticas, porque el shock inicial de la sociedad es cumplir, a lo que se suma la mayor presencia en las calles de efectivos de fuerzas de seguridad. Sin embargo, pasados unos días, esa ausencia de facturación genera lo que se llama reisilencia delictiva, es decir una reacción a esa prohibición. Así, se buscan nuevas formas de acceder al dinero. Los jubilados que van a cobrar a los bancos son como pequeños peces saliendo de la zona segura y entrando en el espacio de los tiburones", dijo Vicat.

Hay alarma entre las autoridades policiales de la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano por casos de ataques delictivos bajo la modalidad "pirañas". Se trata de hechos perpetrados con violencia por varios delincuentes, que atacan en grupo y con extrema rapidez, despojando a la víctima de vestimenta, dinero, celulares y otros bienes.

"Bajaron los casos de motochorros, pero tenemos en creciente número de arrebatos, y con los jubilados en las calles esto irá en aumento. Es necesario que se generen condiciones de seguridad en las zonas donde están las entidades bancarias, pero también en el segundo cordón, es decir, a cinco cuadras, porque es allí donde atacan los malvivientes. Se recomienda a los jubilados ir al banco acompañados o extremar cuidados personales", cerró el experto.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados