Daniel Alejandro Díaz ya había sido apresado hace 20 días, pero sólo por 48 horas, por su negativa parcial a responder a las preguntas del tribunal, quien ahora consideró que incurrió en el delito de “falso testimonio”.

Un comisario de la Policía de Tucumán fue detenido por segunda vez, luego de ser desmentido en un careo con otro de los testigos del juicio por el crimen de la joven Paulina Lebbos, cometido en febrero de 2006 en las afueras de la capital provincial. Se trata de Daniel Alejandro Díaz, quien ya había sido apresado hace 20 días, pero solo por 48 horas por su negativa parcial a responder a las preguntas del tribunal, quien ahora consideró que incurrió en el delito de "falso testimonio".

En la audiencia de este martes, el comisario Díaz fue sometido a un careo con el médico forense Fernando Vázquez Carranza, jefe de la Dirección Criminalística de la Policía de Tucumán, sobre el hallazgo del cadáver de Lebbos, de entonces 23 años, cuando el 26 de febrero de 2006, salió de un boliche, al que había ido a bailar con su amiga Virginia Mercado, subiendo a remis. Tras dejar a la otra chica en su domicilio, la víctima siguió el viaje, pero nunca llegó a destino y al cabo de 13 días de su desaparición, fue hallada asesinada al costado de la ruta provincial 341, a la altura de la localidad Tapia, a unos 30 kilómetros de la ciudad de San Miguel de Tucumán.

En aquel entonces, Díaz era el jefe de Criminalística Norte de la Policía tucumana y estuvo en el lugar donde el 11 de marzo de 2006 encontraron el cuerpo de la joven. Cuando el comisario declaró por primera vez en el juicio contó que ese día grabó en video el hallazgo del cuerpo y la autopsia de Paulina Lebbos por orden de Vázquez Carranza. "Lo filmé con una cámara propia, le entregué una copia al médico forense y me guardé una copia porque en la misma cinta tengo registros personales", detalló, sin embargo, durante el careo, Vázquez Carranza negó los dichos de Díaz: "en ningún momento le he dado ninguna orden, no hay una orden escrita por mí".

LEA MÁS:

"Tampoco existe un informe escrito por Díaz sobre el video" sostuvo el médico y explicó que "cuando se hace una toma cinematográfica en el lugar del hecho se debe seguir una serie de parámetros", en tal sentido, remarcó que "no se tenía conocimiento de la existencia del video hasta el momento que comenzó a declarar Díaz en este juicio".

Luego del careo, el fiscal Diego López solicitó la detención del comisario por considerar que "el testigo, de forma intencional y deliberada, ha ocultado información fundamental para este proceso tanto en la etapa de instrucción como durante el debate". Por su parte, el Tribunal, integrado por los jueces Dante Ibáñez, Carlos Caramuti y Rafael Macorito, hizo lugar al pedido del fiscal al argumentar que "Díaz ha incurrido, durante la audiencia, en el delito de falso testimonio". "Sus contradicciones, mendacidades y negativas a responder algunas preguntas formuladas por las partes hicieron notoria esta conducta", se indicó.

El 25 de abril, Vázquez Carranza denunció que el abogado Eduardo Andrada Barone, defensor del ex jefe de la Policía de Tucumán Hugo Sánchez, le había enviado mensajes amenazantes en los días previos.

Sánchez estaba a cargo de esa fuerza de seguridad cuando fue cometido el asesinato de Lebbos y llegó al debate oral libre y acusado de encubrimiento, al igual que otros cuatro ex policías y funcionarios.

Ante esta denuncia, se resolvió dictar la prisión preventiva del ex jefe de Policía, quien quedó alojado en el Escuadrón 55 de Gendarmería Nacional hasta la finalización del juicio. Además, los magistrados ordenaron la inmediata separación del abogado Adrada Barone de la defensa técnica y su lugar fue ocupado por la codefensora Graciela Verónica Zotes. El propio letrado sancionado reconoció que había mandado esos mensajes a Vázquez Carranza con las declaraciones que había realizado el comisario Díaz.

Mientras que el 26 de abril, el médico forense denunció durante la audiencia que el día anterior un desconocido se había presentado en el colegio de su hija, de 10 años, para retirarla, por lo que el tribunal dispuso una custodia de la Policía Federal Argentina para la niña.

Además de Sánchez, son juzgados por encubrimiento el ex subjefe de Policía, Nicolás Barrera; el ex subjefe de la Regional Norte, Héctor Rubén Brito; el ex secretario de Seguridad, Eduardo Di Lella; y el ex policía Hugo Waldino Rodríguez. También hay un sexto acusado, Roberto Luis Gómez, por la "privación ilegal de la libertad" y el "homicidio" de la joven.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados