Estos comicios dieron como resultado una fuerte polarización que se trasladará también al Congreso. Juntos por el Cambios será primera minoría con 119 Diputados. La comparación con las elecciones 2015

Los resultados de las elecciones celebradas ayer dejan un escenario legislativo en el que el Frente de Todos, que se transformará en oficialismo a partir del 10 de diciembre próximo, con el cambio de mandato, necesitará de acuerdos con otras fuerzas políticas para lograr el quórum y la mayoría simple para las votaciones.

Eso es así porque quedaría con una bancada conformada por 114 diputados propios, que podrían alcanzar los 123 junto a aliados, lo que lo deja en una paridad de condiciones con Cambiemos, que, a la luz de los resultados del escrutinio provisorio, se aseguraría 119 escaños.

En tanto, en lo que respecta al Senado, el peronismo se aseguró el quórum propio aunque aún habrá que ver cómo se acomodarán los legisladores que hoy se identifican como kirchneristas y los que son peronistas ortodoxos.

Cómo queda la Cámara de Diputados

Pese a la derrota a nivel nacional, el interbloque Juntos por el Cambio aumentará a 119 sus bancas en la Cámara de Diputados, constituyéndose así como la primera minoría, con lo que el Frente de Todos necesitará de acuerdos con otras fuerzas para llegar al quórum.

Luego de la caída en las elecciones, el oficialismo obtendrá 12 bancas más de las que cuenta actualmente, siempre y cuando no mediara una ruptura entre los tres partidos de la alianza (PRO, UCR y Coalición Cívica).

En la previa, Cambiemos buscaba renovar 45 bancas de las 107 que poseía en la cámara baja. Uno de los principales referentes de esa coalición, Mario Negri, logró quedarse en la cámara de diputados. Otros de los que entraron fueron Cristian Ritondo y María Luján Rey, quienes encabezaron la lista de diputados. Por su parte, Emilio Monzó, Nicolás Massot, Daniel Lipovetzky y Eduardo Amadeo no seguirán en la cámara de diputados.

Por otro lado, si bien todavía no hay confirmación oficial, se espera que se forme un interbloque del Frente de Todos con la importante suma de 111 diputados nacionales, con lo que se agudizará el esquema bipolar de la Cámara de Diputados, dejando sin margen a eventuales terceras fuerzas.

Es que la cosecha del Frente de Todos en la provincia de Buenos Aires fue fructífera, ya que se hizo del control de 19 bancas de las 35 en juego. En la Ciudad de Buenos Aires, obtuvo cuatro bancas, una más de las que el kirchnerismo en su formato clásico y más reducido (Frente para la Victoria o Unidad Ciudadana) tradicionalmente obtenía, y en varias provincias del interior del país se repitió el mismo fenómeno.

Del Frente de Todos, Axel Kicillof, Mayra Mendoza y Nilda Garré no renovaron sus bancas. Aunque esta situación ya se sabía en la previa de las elecciones de octubre. Ante la búsqueda de la mantención de sus escaños, la vuelta más llamativa a la cámara de Diputados es la de Sergio Massa que ocupará un rol fundamental. Asimismo, Máximo Kirchner, Luana Volnovich y Leonardo Grosso renovaron las bancas que ocupan en la cámara.

Embed

ADEMÁS:

Un triunfo inobjetable y una remontada sorprendente

Dólar, deuda e inflación, las principales urgencias de Alberto

Nuevo escenario en el Senado

El triunfo del Frente de Todos en las elecciones definitivas consagró a la vicepresidenta electa Cristina Fernández de Kirchner como nueva presidenta del Senado y dejó al futuro gobierno en condiciones de tener mayoría propia, con 39 bancas sobre las 72 que componen la Cámara, mientras que Juntos por el Cambio llegaría a 29.

Con el resultado de la elección, el Bloque Justicialista se redujo de 21 a 16 senadores, incluidos los aliados de La Pampa, Daniel Lovera y Norma Durango, y de Chubut, Alfredo Luenzo y Mario Pais; en tanto que el Frente para la Victoria subió de 9 a 16, por lo que la unidad le daría al peronismo 32 votos.

Si las alianzas electorales que le dieron forma al Frente de Todos se mantienen en el recinto, el nuevo oficialismo llegará a los 39 votos al sumar a los tres senadores por Santiago del Estero (Claudia Abdala, José Neder y Gerardo Montenegro), dos por Tucumán (José Alperovich y Beatriz Mirkin), más la neuquina Silvia Sapag y la puntana María Eugenia Catalfamo.

La alianza Juntos por el Cambio, que lidera el presidente Mauricio Macri, está en una situación similar: alcanzará los 29 votos (poco más de un tercio de la Cámara), si se mantienen unidos el bloque del PRO y la UCR, así como los actuales aliados extrapartidarios.

El bloque de la UCR pasó de 13 senadores a 16, al incorporarse Martín Lousteau por la Ciudad de Buenos Aires, Pablo Blanco por Tierra del Fuego y Stella Maris Olalla por Entre Ríos, mientras que el PRO quedó con 8 bancas

Las salidas más reconocidas de la Cámara Alta son las de Federico Pinedo, Pino Solanas y Rodolfo Urtubey. Asimismo, entre las figuras que ingresan a las cámaras están los nombres de Martín Lousteau –por Juntos por el cambio- y Mariano Recalde –por Frente de Todos-.

Embed

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados