El ministro de Justicia, Germán Garavano, destacó la condena a 13 años de prisión contra la líder de la Tupac Amaru, Milagro Sala, señalando que es la primera vez que involucra a personas vinculadas con el poder

El ministro de Justicia, Germán Garavano, celebró la condena que recibió la líder de la Tupac Amaru, Milagro Sala, a 13 años de prisión y destacó que “es la primera vez que la Justicia avanza con condenas efectivas sobre personas vinculadas a graves hechos de corrupción y abuso de poder”.

“Es la primera vez que la Justicia avanza con condenas efectivas sobre personas vinculadas a graves hechos de corrupción y abuso de poder. Eso marca este cambio que el Gobierno ha logrado impulsar y de a poco concretar para empezar a terminar con la impunidad que ha reinado en la Argentina y que sin importar el lugar que cada uno ocupe sea responsable ante la Justicia de sus actos”, sostuvo el funcionario nacional.

El integrante del Gabinete rechazó las vinculaciones que hicieron dirigentes de la oposición respecto al fallo judicial y negó que Sala sea una presa política.

“El Gobierno ha dado libertad a la Justicia. Lo que sí ha hecho fue proveer la información requerida o los medios adecuados, incluso las leyes adecuadas, para avanzar en las investigaciones”, manifestó el funcionario.

Asimismo, se refirió a la movilización que realizaron en el centro porteño dirigentes kirchneristas para repudiar la condena a 13 años de prisión que recibió la líder de la Tupac Amaru por la comisión de los delitos de asociación ilícita, fraude a la Administración Pública y extorsión.

“Paradójicamente, esa manifestación fue liderada por personas que ya han sido condenada por la Justicia, como el caso de (el ex vicepresidente Amado) Boudou o (el líder de MILES, Luis) D’Elía”, expresó.

En tanto, tras una nueva condena a Milagro Sala, el Gobierno de Jujuy resaltó que las distintas cooperativas que integraban la agrupación Tupac Amaru “están funcionando” luego de haber sido obligadas a regularizarse y bancarizarse, al tiempo que señaló que “hubo un desafío de construir ciudadanía, de garantizar derechos”.

Definida por los opositores como “un Estado paralelo”, la organización liderada por la referente kirchnerista contaba con cooperativas de trabajo, escuelas, viviendas y unidades sanitarias.

Con la asunción de Gerardo Morales al frente de la Gobernación norteña y el impulso que tomaron las causas judiciales contra Sala, la Tupac Amaru sufrió una suerte de parálisis y el dirigente radical obligó a regularizar y bancarizar toda la estructura de la agrupación.

“Hemos recuperado un clima de convivencia. La Tupac no dejó de ser un fenómeno social, había mucho pueblo. Derivó en manos de una conducción cuasi fascista, en una organización de violencia y corrupción”, sostuvo el ex senador nacional de la UCR.

El gobernador jujeño remarcó que “las cooperativas y las organizaciones fueron obligadas a regularizarse. Está todo el mundo bancarizado”.

ADEMÁS:

Definen un temario “fuerte” para las sesiones extraordinarias

El dólar cerró la semana con tendencia alcista y cerró en $38,56

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados