En la reunión se avanzó en la coordinación entre el sector público y privado para dar una respuesta a la emergencia integral ante el aumento del número de casos de COVID-19 que se espera en cuatro semanas

El gobierno finalmente dio marcha atrás con la intención de dictar un DNU para declarar de ‘interés público’ a clínicas y sanatorios privados del país y en cambio establecerá una ‘mesa de coordinación’ con las cámaras empresarias para dar una respuesta integral ante el aumento del número de casos de Covid-19 que se espera para el mes de mayo.

El caso expuso una vez al ministro de Salud, Ginés González García, que el miércoles por la tarde en una teleconferencia con diputados habìa dicho que los recursos públicos y privados del sistema de salud serían declarados de ‘orden publico’ con el fin de preparar al sistema ante un eventual aumento del número de casos de COVID-19, y luego había deslizado que sería una medida obligada para las empresas de salud.

La cuestión es que esa declaración más la distribución de borradores del supuesto decreto enfurecieron a las càmaras empresarias nucleadas en UAS y también a muchos afiliados al sistema de prepagas.

Con el correr de las horas, el funcionario fue desautorizado desde la Residencia de Olivos: así se organizó una reunión, realizada ayer al mediodía para atemperar los ánimos. También hubo una descoordinación en el oficialismo con otro tema, como la supuesta compra de kits de detección rápida del coronavirus, dado que luego de declaraciones del funcionario al respecto, usinas oficiales dejaron trascender que no fue una adquisición sino una donación.

En este marco, González García recibió en su despacho a los representantes de clínicas y medicina privada de todo el país como una forma de aflojar la tensión registrada desde que estas vieron en el supuesto DNU un intento ‘estatitazador’ del sistema. Ahora, al parecer, se publicaría en el Boletín Oficial una resolución de Salud donde se montará una instancia de coordinación nacional para conocer en tiempo y forma el factor de ocupación de las camas de internación común y de terapia intensiva, entre otros recursos, de todo el sistema sanitario.

El objetivo es que la iniciativa también se replique en las provincias y que si faltan camas de terapia en hospitales públicos puedan ser suplidas en los sanatorios privados.

Durante el encuentro con representantes de las cámaras Confeclisa, Acami, Adecra, Fecliba, Ademp y distintas obras sociales, se avanzó en la coordinación entre el sector público y privado para dar una respuesta a la emergencia integral ante el aumento del número de casos de COVID-19 que se espera en cuatro semanas.

ADEMÁS:

Confirmaron cuatro muertes y 132 casos: ya suman 1.265 los infectados

Detienen en Panamericana un micro con 62 personas en plena cuarentena

Los funcionarios plantearon la necesidad de coordinar esfuerzos del sector privado con cada una de las jurisdicciones para poder hacer frente a la sobredemanda de camas críticas que se estima serán necesarias.

‘La histórica diferencia entre los subsectores y la falta de coordinación debe ser superada por las necesidades del país y circunstancias actuales. Juntos y coordinados con todo el apoyo del Estado nacional para todos vamos a tener mejores resultados’, sostuvo el ministro y subrayó que ‘es necesario que junto con la coordinación de entidades científicas, expertos y gobiernos, también estemos coordinados los que brindamos servicios públicos y privados en todo el país y para toda la población’.

El cónclave se produjo tras el malestar expresado por los representantes del sistema privado de salud, que habían calificado como ‘inconsulta’ la decisión del funcionario de intervenir, vía DNU, en clínicas y sanatorios privados. ‘Hicieron circular el borrador: estaba escrito. Pero ayer la reunión fue muy buena, el tono fue diferente. Es probable que por indicación del presidente, el ministro decidió no avanzar con esa determinación’, explicó una fuente del sector consultada por este diario.

El sector privado -vía obras sociales, prepagas y hospitales de comunidad, entre otros- da servicio sanitario a unas 30 millones de personas, por lo que s•lo 14 millones se atienden en hospitales pùblicos. ‘Y todo el tiempo el 85% de los recursos de clínicas y sanatorios está cubierto por eso si se generaba una intervención de este tipo iba a generar muchas distorsiones’, abundó la fuente consultada. Ahora la mesa de coordinaci•n, que promete reunirse regularmente, buscarà a hacer frente a la emergencia y a la eventual sesión de camas o sectores de terapia del sector privado, si las condiciones así lo permitieran.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados