Durante los '80, cuando ambos eran jóvenes empresarios, los ahora presidentes compartieron un proyecto inmobiliario en Manhattan e hicieron muy buenas migas

"Un amigote". Así definía Mauricio Macri a Donald Trump en la televisión de cable en 2005. Y el mote no era exagerado, juntos pasaron largos ratos durante su juventud. Todo comenzó con un negocio inmobiliario que desveló a Franco Macri durante los '80: construir un rascacielos de 150 pisos al oeste de Manhattan. Para este proyecto, la empresa familiar había invertido millones de dólares y utilizó como intermediario a Mauricio, quien se encontraba viviendo en Estados Unidos.

La misión del actual presidente de los argentinos consistía en aliarse con su ahora par norteamericano y Abraham Hirschfeld, los dos magnates que habían empezado a imponerse en suelo neoyorquino. A pesar de entablar una buena relación, Macri tenía una fuerte sospecha que Hirschfeld solo lo utilizaba para hacer el "trabajo sucio" -es decir, conseguir los permisos (y la rezonificación)- para luego apropiarse del negocio. Eso lo llevó a Mauricio a iniciar el operativo: seducir a Trump.

"Me ayudó la audacia de mis veintipico. Trump era loco, caprichoso, yo llegaba tarde a las reuniones, se las cambiaba de horario. ‘No, Donald, salgamos con chicas esta noche y mañana reunámonos a la tarde…", confesó Macri.

macri trump colon_result.jpg

Según los libros El Pibe y The Deals and the Downfall de Gabriela Cerruti y Wayne Barret, respectivamente, la relación entre Trump y Macri se volvió tan cercana que terminó perjudicando la estrategia de Franco. ¿Por qué? Cuando el negocio inmobiliario empezó a tener sus vaivenes, el neoyorquino le otorgó el cheque con más ceros que el hijo pródigo había visto en su vida: 150 millones de dólares.

Así el terreno quedó en propiedad de The Trump Organization y alejó al líder del Grupo Macri-SOCMA de un anhelo por el cual había pujado con fuerza. "Desde mediados de 1982 hasta el momento de la venta final, y aún hasta el día de hoy, hicimos un gran esfuerzo para lograr una relación diferente, más íntima y amistosa a lo que es usual entre hombre de negocios", admitió con cierta frustración Franco Macri en su autobiografía..

Por ese motivo no sorprendió la evidente camaradería entre los presidentes esta tarde en el G20. En su juventud, los actuales mandatarios tuvieron un lazo comercial, pero también uno afectivo que incluyó asados, salidas nocturnas, viajes relámpagos a Punta del Este y estadías lujosas en la Gran Manzana.

Una relación que Mr. President resumió con una frase contundente: "Hace años que soy amigo de Mauricio. Era un hombre joven y muy bien mozo. Nos conocíamos muy bien. En realidad, hice negocios con su familia, con su padre, excelente y muy buen amigo mío".

ADEMÁS:

Cumbre del G20: la transmisión en vivo y el minuto a minuto

Los detalles de la reunión entre Mauricio Macri y Donald Trump

Fotos | Buenos Aires, vacía y blindada en el Día 1 de la Cumbre del G20

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados