Humor político - por Francisco Trastevere - Alberto y Mauricio tienen nietos. Uno en el gobierno, el otro procesado. El arte de "hacerse el boludo". La palabra presidencial como un "tesoro". El macrismo viralizado.

LOS NIETOS DE ALBERTO Y DE MAURICIO

El presidente y el ex presidente tienen nietos. Alberto Fernández tiene al nieto del recordado dirigente peronista Antonio Cafiero, Santiago, al que nombró como su jefe de Gabinete de ministros.

Mauricio Macri, también tiene un nieto, el nieto de don Nieto, Darío Nieto, su secretario privado. Pero no lo tiene en ningún cargo, lo tiene imputado en la causa de espionaje ilegal que se tramita en el juzgado federal de Lomas de Zamora, mientras él permanece autoexiliado en Suiza, donde aprovechó para jugar un picado con ex jugadores y Gianni Infantino, el presidente de la FIFA.

Antes, en Francia, tierra ejemplo de libertad, el ex presidente se dedicó a degustar ensalada de endivias y paté. Es más, le mandó a algunos de sus amigos una receta especial de foies gras.

Todo parece indicar que la estadía de Mauricio en Europa va a ser más larga de lo que algunos creen.

"Hacete el boludo que la pasas bárbaro"

En el círculo íntimo de Mauricio Macri saben que en eso de hacerse el distraído, él es un maestro. Es más, cuando alguien toma confianza con el ex presidente, éste le recomienda: "hacete el boludo, que la pasás bárbaro". Y quienes lo conocen desde hace décadas, recuerdan cuando estaba al mando una empresa y despedía a algún ejecutivo, nunca daba la cara y si un echado lo encontraba y le reclamaba por haberlo rajado, siempre decía lo mismo: "No sabía nada, es una barbaridad. Dejame ver qué puedo hacer". Y, obviamente, no hacía nada. Más o menos, como cuando gobernó la Argentina y la Ciudad de Buenos Aires.

"No firmes nada que te comprometa"

A la luz del "caso Darío Nieto", Gabriela Michetti debería revisar todos los decretos que firmó como vicepresidenta en ausencia del presidente Macri. Y deben ser muchos, porque Mauricio repartió su gestión en tres grandes ejes: descanso, viajes al exterior y endeudamiento sin aval del Congreso de la Nación. Y es precisamente en este punto que Gabriela (Michetti, en el PRO está mal visto usar el apellido) le dio duro a la lapicera, ya que firmó casi todos los decretos comprometedores del período 2015/ 2019 junto con Marcos (Peña) y otros ministros. Y una sugerencia más: ni se les ocurra borrrar los mensajes que Mauri o sus secretarios privados pudieran haberles mandado sobre ciertos temas. Ustedes saben qué temas.

Una vez más, se cumplió otra máxima de Mauricio: "No firmes nada que te comprometa". Aunque en este caso, no podrá hacerse el boludo, ni alegar que firmaron sin su conocimiento ya que él era el presidente de la Nación y va a ser difícil que la justicia le crea. Pero, de todos modos, ante un eventual procesamiento, al menos podrá ganar tiempo y, como en la causa de espionaje ilegal, dejar que queden con prisión preventiva otros que sí firmaron y que no pudieron hacerse los giles.

La palabra presidencial debe cuidarse como un "tesoro"

Quienes conocen a Mauricio saben que nunca miente. Sobre todo cuando está callado. Y que sus mensajes, como toda comunicación de un ser superior, deben ser interpretados hasta lograr la revelación de su auténtico significado.

Cuando Alberto Fernández recordó que su predecesor, Mauricio, le había recomendado que, frente a la pandemia de coronavirus. no aplicara la cuarentena y dejara que murieran los que tuvieran que morir, Mauricio lo negó rotundamente por twit y desde Suiza (donde "trabaja" de presidente de la Fundación FIFA). Es más, le recordó a Alberto el enorme "valor de la palabra presidencial" y le dijo que "debe ser cuidada como un tesoro".

Cualquier desinformado tomaría esos mensajes en modo literal. Pero con los textos de Mauricio que, afortunadamente son muy pocos, hay que recurrir a la hermenéutica, como si fueran parte de un libro sagrado.

Piense en la palabra tesoro. Lo primero que viene a la mente es la caja fuerte de un banco. O un cofre de piratas. En ambos casos, los tesoros están bien resguardados, escondidos. Y en el segundo (el de piratas), se trata de un botín que se ocultó del resto de los piratas a los que se va a traicionar, para hacer uso de él cuando sea prudente. Ahora, siga usted asociando ideas y significados y develará el verdadero alcance del mensaje de Mauri.

Acampe, abrazo y marcha

La usina de ideas del PRO no tiene descanso. De la marcha del 17A y en menos de 10 dìas, pasaron a la protesta del 27A. A la que sumaron acampe/vigilia en las inmediaciones del Congreso Nacional y abrazo simbólico del edificio histórico. Una genialidad. Y eso que en la convocatoria no hubo ni un miserable video de Luis "Beto" Brandoni. Ni siquiera un breve TikTok. Seguramente, durante el último "banderazo" debe haberse cansado. Ya vendrán otras jornadas históricas que requerirán de don Luis y de su pareja de aventuras, Hernán Lombardi.

Debido a los "enormes riesgos" que entraña una concentración de macristas enardecidos (los adultos mayores son bravos), el gobierno porteño dispuso el vallado de los alrededores del Parlamento. Pero, una vez más, la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner los madrugó: llamó al vicejefe de gobierno porteño, Diego Santilli, y le pidió que sacara las vallas. Así CFK dejó mal parado al macrismo gobernante en la ciudad al enrostrarle que no quería que hicieran lo mismo que cuando tenían el Gobierno nacional y cortaban el acceso de los manifestantes opositores a las inmediaciones del Congreso y los rociaban con gas y agua. Pero hay que ser honestos, entonces, del otro lado de las vallas hubieron unos cuantos insignes pelotudos violentos como el "gordo del mortero" que, tras de un largo período de fuga, fue capturado en Uruguay y extraditado a la Argentina.

Las vallas no fueron necesarias. Los manifestantes (algunos cientos) se portaron bien. Solo se limitaron a exhibir pancartas con insultos, cosa a la que la vicepresidenta está acostumbrada desde hace unos 10 años y que dejaba pasar y que si nos guiamos por la causa que le iniciara a Google, no dejará que siga sucediendo.

Esta vez la violencia vino por Twitter. Un individuo de Córdoba que se autodefine como editor de un medio, la amenazó de muerte. Un día después, el abogado Gregorio Dalbón, apoderado de Cristina, hizo la denuncia penal correspondiente.

La marcha pasó y el Senado le dio media sanción al proyecto de Ley de Reforma Judicial sin el apoyo del oficialismo. Sucede que en Juntos por el Cambio saben que esa ley no es necesaria, que se puede armar una buena "mesa judicial" y controlar a la justicia sin una norma legal. Solo que hay que tener cuidado con las patas de la mesa. Porque si son como las que usó Mauricio, los resultados no serán buenos.

¿Qué es más letal, el coronavirus o el macrismo?

Fiel a su estilo, Alberto Fernández volvió a dejar un gran título para los medios y las redes: "A la Argentina le fue mejor con el coronavirus que con el gobierno de Macri".

Y Juntos por el Cambio no se lo dejó pasar. Con Mauri no se metan, porque salta la cúpula del PRO (o casi toda) y sus aliados. No importa que esté en Suiza. Tampoco cuenta que ignore a los dirigentes que lo defienden, ni a los funcionarios procesados de su gobierno. Al líder autoexiliado se lo defiende. Porque, en definitiva, Macri fue el presidente, pero el resto de la cúpula de la alianza que gobernó al país entre 2015 y 2019, son tan "virales" como él .

¿Y Picheto?

Al que no se vió defender a Maurico, fue a su ex compañero de fórmula en las elecciones del año pasado, Miguel Angel Pichetto. Entre los peronistas que conocieron a Perón, es decir, de más de 75 años, se dice que el ex senador está pensando seriamente en volver a las fuentes. Lo que sucede es que no parece fácil ese retorno. El "pichettismo" no tiene territorio, ni amigos dentro del partido.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados