En otra jornada de alta tensión en los mercados, el gobierno buscó dar señales de cohesión en reuniones con los propios y anunció medidas tendientes a sosegar la situación de la deuda

El gobierno dio otro paso hacia la búsqueda de gobernabilidad que viene buscando, con éxito relativo, desde la caída en las PASO: reunió a los legisladores para dar otro signo de cohesión y para informarles las medidas que al atardecer terminó anunciando desde Hacienda: la postergación de vencimientos de deuda y la renegociación de los plazos del crédito con el FMI -que había sugerido Alberto Fernández- para aliviar la carga financiera e intentar descomprimir la presión sobre el dólar que ayer trepó a los $60.

Los anuncios realizados al atardecer por el ministro Hernán Lacunza llegaron luego de una jornada de versiones sobre las medidas económicas analizadas para contener el tipo de cambio, que esta semana registró demasiada volatilidad por la nueva escalada entre el oficialismo y el triunfante Frente de Todos.

En la Casa Rosada atribuyeron la incertidumbre de los últimos días al rompimiento de la "tregua" con el peronismo luego de la reunión de candidato presidencial del Frente de Todos con la misión del FMI.

Entre los signos de inestabilidad, en el gobierno observaron la masiva marcha de organizaciones sociales que ayer por la mañana hizo colapsar el tránsito del centro porteño y que tuvo como demandas la emergencia social y alimentaria. Empero, en el oficialismo también lo entienden como un mensaje hacia Alberto Fernández -la mayoría de los grupos participan del Frente de Todos-, para que tenga en cuenta "el poder de movilización" de los mismos luego de que se descartara la creación de un ministerio de la economía popular, tal como quería el dirigente Juan Grabois.

"Quieren más planes antes de que llegue Alberto y se los baje, básicamente. Y lo de la declaración de emergencia es la nada misma, una consigna que les sirve para movilizar", explicó a este diario un funcionario del área social que rechazó que se vayan a incrementar los planes. Sí desde el ministerio conducido por Carolina Stanley van a aumentar los programas destinados a merenderos y comedores para hacer frente a la crisis. Y en cuanto a los montos del salario social complementario que cobran los beneficiarios de planes sociales, mañana podría concretarse el aumento con la reunión del Consejo del Salario Mínimo, Vital y Móvil: al fijarse el nuevo salario mínimo, inmediatamente subiría el SSC (es la mitad).

ADEMÁS:

"El objetivo del Gobierno es que no nos vuelvan a saquear con el dólar"

"Producir más para vivir mejor"

Uno de los sindicalistas que participó en la movilización fue Juan Carlos Schmid, de la Federación Marítima, Portuaria y de la Industria Naval (Fempinra). "El gobierno debería declarar la emergencia alimentaria y social para todo el país. Lo más importante es detener el hambre más urgente, en la movilización de hoy hay gente que no sabe si esta noche va a comer", puntualizó quien pidió "abrirle la puerta a los trabajadores de la economía popular que deben sentarse en el Consejo del Salario".

Con todo, en el gobierno comenzaron a analizar medidas para atenuar la inestabilidad y mostrar a un Macri competitivo y con poder de decisión. Al mediodía, el jefe de Estado convocó a los senadores de Juntos por el Cambio en Olivos.

El riojano Julio Martínez -también candidato a gobernador el 27 de octubre, por lo que su destino está atado de alguna manera al del Ejecutivo- opinó ante la consulta de este diario que "la reunión fue positiva y el Presidente se mostró entusiasmado para seguir peleando, para estabilizar la economía y para ser competitivo octubre. Nos pidió que trabajemos, que salgamos a convencer a la gente".

Durante el almuerzo, algunos senadores coincidieron en denunciar el intento de desestabilización del peronismo. Y el jefe de Estado les adelantó las medidas que iba a anunciar Lacunza unas horas más tarde para calmar a los mercados y evitar que los movimientos del dólar produzcan un nuevo sacudón inflacionario.

Los anuncios de Hacienda, extender vencimientos de Letes y Lecaps, enviar un proyecto de ley al Congreso para "reperfilar" -palabra clave en la búsqueda de extensión de pagos- los vencimientos de deuda bajo jurisdicción local y, lo más esperado ya que fue una propuesta "de un opositor", proponer al FMI "iniciar el diálogo, que inexorablemente deberá concluir en el próximo mandato, para reperfilar los vencimientos de deuda con ese organismo internacional". Es decir, van a renegociar los plazos del crédito con el organismo crediticio por 55 mil millones de dólares.

El equipo económico estuvo acompañado por diputados y senadores del oficialismo a los que se sumó, más tarde, el candidato a vicepresidente Miguel Pichetto. Es que caída la noche el ministro explicó a los legisladores el alcance de las medidas. En un año electoral en que la actividad del Congreso ha sido exigua, será difícil reunir a ambas cámaras para tratar el mentado proyecto. Uno de los senadores que participó de las tertulias de ayer admitió que si gana Fernández "será él quien comande las negociaciones por el Presupuesto 2020", quizás en extraordinarias de diciembre próximo.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados