La vicepresidenta habló en la apertura del período 72° de la Asamblea de la Organización de las Naciones Unidas en Nueva York.

La vicepresidenta Gabriela Michetti formuló este miércoles un llamado al Reino Unido para establecer negociaciones por la soberanía de las Islas Malvinas con el propósito de resolver “esta prolongada controversia”, y pidió el acompañamiento de la comunidad internacional para que Irán “colabore” en la investigación del atentado a la AMIA, ya que advirtió que la Argentina “no quiere pasar otros 20 años sin justicia”.

Al hablar en la apertura del período 72° de la Asamblea de la Organización de las Naciones Unidas en Nueva York, la funcionaria señaló: “Reiteramos nuestro imprescriptible y legítimo reclamo por la soberanía de las Islas Malvinas. Pedimos al Reino Unido de Gran Bretaña el inicio de negociaciones para poner fin a esta larga controversia”.

En ese sentido, la vicepresidenta aseguró que la “Argentina cambió su relación con Gran Bretaña y aspira a trabajar para seguir avanzando en el futuro”.

LEA MÁS:

Asimismo, también se refirió al atentado a la mutual judía al aseverar: “La continuidad de la investigación sobre el atentado a la AMIA exige la comparecencia de los acusados a prestar indagatoria. No queremos pasar otros 20 años sin justicia. Por eso le pedimos a la comunidad internacional que nos acompañe en el pedido de colaboración que estamos haciendo hace tiempo a la República Islámica de Irán para esclarecer este atentado terrorista”, sostuvo la titular del Senado.

Al dirigirse ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, la referente del PRO también recordó que la Argentina había sufrido previamente la voladura de la Embajada de Israel en Buenos Aires.

“Quiero reiterar la voluntad de la Argentina de enjuiciar a todas las personas que participaron de la financiación, planificación, preparación o comisión de ambos atentados terroristas”, añadió.

La vicepresidenta se dirigió a la Asamblea General de la ONU en la ubicación número 21 del debate, después del presidente de Ecuardo, Lenín Moreno, y antes del de Congo, Denis Sassou Nguesso.