La solicitud fue presentada ante el fiscal Eduardo Taiano a la Justicia federal y va dirigida al dueño del arma que mató al fiscal del caso AMIA. Taiano debe resolver en los próximos días.

Familiares del fallecido Alberto Nisman pidieron ayer a la justicia federal que se le prohíba la salida del país a Diego Lagomarsino, el dueño del arma de la que salió el balazo que mató al fiscal del caso AMIA. El pedido fue presentado ante el fiscal Eduardo Taiano por el abogado Pablo Lanusse, que representa a Sara Garfunkel y a Sandra Nisman, la madre y la hermana del fiscal.

Estudio pericial

El pedido deberá ser resuelto por el fiscal Taiano en los próximos días, y luego deberá decidir en qué situación procesal queda Lagomarsino, quien asistía a Nisman en cuestiones informáticas. Taiano tiene delegada la investigación asignada al Julián Ercolini y ambos recibieron hace más de un mes el estudio pericial elaborado por Gendarmería Nacional que sostuvo que a Nisman lo asesinaron entre dos personas.

Télam consultó a fuentes con acceso al expediente que aseguraron que antes de fin de año podría haber definiciones importantes en relación a Lagomarsino y a los 10 efectivos que estaban asignados a la custodia de Nisman.

El peritaje

El peritaje de Gendarmería sostuvo que la voluntad del fiscal fue doblegada en su departamento de Puerto Madero mediante el suministro de ketamina, aunque no fue aclarado en el informe el modo de ingreso de esa droga al cuerpo del fiscal.

El informe de Gendarmería había sido cuestionado duramente por la defensa de Lagomarsino que sostenía que no había signos en la escena de la muerte que dieran cuenta de la intervención de otras personas que no fueran el propio fiscal.

400 páginas

Al informe de 400 páginas elaborado por 28 especialistas se sumaron también la querella de la jueza Sandra Arroyo Salgado, ex pareja de Nisman, quien representa en la causa a su dos hijas menores de edad.

Enero de 2015

Nisman apareció muerto en el baño del departamento que alquilaba en la torre Le Parc de Puerto Madero el 18 de enero de 2015, cuatro días después de denunciar a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner por el presunto encubrimiento de los iraníes acusados por el atentado a la AMIA.Junto al cuerpo del fiscal especial del caso AMIA estaba el arma de la cual salió el disparo que le perforó la cabeza.

El testimonio

Lagomarsino le dijo a la justicia que la pistola Bersa calibre 22 era suya y que el fiscal Nisman se la había pedido para protegerse de algún “loquito” que pudiera querer agredirlo por haber denunciado a la ex mandataria, Cristina Fernández.

La última vez que Lagomarsino estuvo con Nisman, según su relato y según las cámaras de seguridad de Le Parc y de la autopista que separaba las casa de ambos, fue la tarde noche del sábado 17 de enero.i