El jefe de Gabinete de la Nación, Santiago Cafiero, expresó su malestar por la postura de la oposición frente a la reforma judicial en medio de las diferentes acciones que adopta el gobierno mientras busca combatir la pandemia de coronavirus.

El jefe de Gabinete de la Nación, Santiago Cafiero, consideró que la vacuna para combatir el coronavirus "representa la esperanza de que esto tiene un fin" y analizó los diferentes proyectos tiene el Gobierno, entre ellos la ley de reforma judicial que la oposición cuestiona. "La oposición no puede seguir pensando la política en términos de grieta", remarcó en una entrevista a DIARIO POPULAR.

-¿Por qué pasaron de hablar de cuarentena a aislamiento para prevenir el covid?

- Tenemos que ser claros en este momento: seguir promoviendo las medidas de cuidado y medidas de distanciamiento sanitario más rigurosas, donde hay circulación sostenida del virus -el ASPO- y donde no hay esa situación tan aguda. Hay que seguir cuidando, en la gran mayoría del país, esas medidas de distanciamiento. Estos 2 modelos fueron los que continuaron a la primer cuarentena, la del 20 de marzo, la más estricta, con todos los rubros cerrados. Si hablamos de cuarentena, tendríamos que hablar lo que sucedió en marzo y abril, después vino una apertura programada en todo el país.

- Pero no hay también algo de respuesta al cansancio social...

- Lo que pasa es que seguir hablando de cuarentena no tiene sentido porque no es ésa que decía: epidemiológicamente no hay cuarentena. El gobernador Kicillof lo retrató con mucha claridad con los índices de movilidad que da Google cuando mostró que en Chile, Bolivia o Inglaterra hay un índice de movilidad bastante más riguroso que el de Argentina. Quizás acá hay una mirada que busca debilitar a las políticas de cuidado a partir de demonizar la cuarentena. Pero todas las medidas de restricción nos hicieron ganar mucho tiempo para fortalecer el sistema de salud, como los 12 hospitales modulares, y ahora con la expectativa de producir aquí la vacuna con científicos que se formaron en el país.

- La vacuna marca un horizonte...

- Sí, representa la esperanza de que esto tiene un fin, que del covid vamos a salir. Y no es menor una cosa: cuando las economías más ricas del mundo empiecen a vacunar contra el coronavirus, en Argentina y el resto de Latinoamérica vamos a estar en la misma situación. No vamos a tener que esperar.

- Una duda: si acá se produce el principio químico y en México se envasa, ¿igual vamos a tener que esperar que venga desde ese ese país o la partida argentina se podría terminar aquí?

- No. Lo que nosotros vamos a hacer es continuar con este proceso productivo. Nos hemos garantizado de ese modo la provisión, con una mirada de distribución equitativa. Se modifica esta lógica del mercado permanente y se otorga una mirada de política pública en términos regionales.

- ¿Qué otras vacuna podría llegar a producirse en el país? ¿Tiene chances la rusa?

- Sí. Queremos destacar las capacidades argentinas para poder fabricarlas. Aparte de eso, hay otros proyectos en el país, como por ejemplo el del Hospital Militar con una empresa norteamericana en Fase 3 de experimentación. Hay otros ensayos de empresas chinas y esta experiencia de Rusia que vuelvo a insistir, lo que tenemos que lograr es tener un abanico de opciones a la hora de comprar las vacunas.

- ¿Podría ser marzo podría el mes en que comenzará su aplicación?

- Hoy falta para poder plantear una fecha como meta. Sí confío en todo el trabajo que se viene haciendo, en cómo se avanzó y en que dado que la producción depende de Argentina seguramente se imprima velocidad al desarrollo productivo. Van a contar con todo nuestro acompañamiento para tenerla lo antes posible.

- ¿Por qué hay un sector de la sociedad que no ‘compró’ la idea que la reforma judicial busca terminar con la justicia pendular? ¿No alimentó las suspicacias la presencia de Carlos Beraldi en el consejo consultivo?

- Hay un sesgo permanentemente engrietado en cómo se entienden estas cuestiones. Hicimos un proyecto de ley de reforma judicial porque todos sabemos que la justicia no funciona adecuadamente, incluso la oposición había presentado proyectos como Justicia 2020. Ahora lo mandamos y la oposición lo que hace es decir que está en contra antes de leerlo. No favorece la democracia, el debate de ideas que puede llegar a incorporar nuevas propuestas. Respecto al consejo asesor, que esté Carlos Beraldi o cualquier otro jurista, la verdad no podríamos sospechar de ninguna de las personas que lo integran. Porque tienen una trayectoria, una carrera y un prestigio personal y académico inmenso. Y dicen esto de que es el abogado de Cristina. Y cuando Beraldi era el abogado de (Mariano) Narodowski, el ministro de Educación de Macri, entonces era bueno. Ahí no decimos nada. Por eso digo tiene un sesgo de grieta, como la idea surje de un gobierno nacional y popular entonces es malo. La oposición no puede seguir pensando la política en términos de grieta y especulación electoral porque sino la Argentina no va a poder levantarse.

- ¿Las’ 60 medidas’ de la post pandemia ya están definidas o van a depender de lo que surjan de los gabinetes temáticos?

- Les faltan algunos detalles: algunas son de corte programático, como programas concretos para aplicar desde Nación, otras son implementaciones a partir de decretos o correcciones de marcos normativos y otras son proyectos de ley que se van a enviar al Congreso para su debate. Lo que está faltando es terminar de pulir detalles para que sean anunciadas por el Presidente.

- ¿Podría adelantar alguna que sea de al consumo? ¿Un nuevo Ahora18?

- No puedo dar detalles porque hablaría mal de mí y del trabajo con todos los gabinetes temáticos. Sí todas van a estar vinculadas a las prioridades que se fijó este gobierno. El desafío es abandonar el modelo de especulación financiera del gobierno anterior y vamos a ir con toda nuestra fortaleza a un modelo que se apoye sobre la producción y el trabajo. Tenemos que apuntalar a los que producen y trabajan. A los especuladores ya les pagó Macri.

- Se proyecta una economía post pandemia muy dañada y una pobreza del 50% ¿Van a apostar al consumo interno como motor de la recuperación?

- Siempre nuestro país cuando tuvo un mercado interno vigoroso encontró luego esta rueda virtuosa, de la producción local, la recuperación del empleo y la reducción de la pobreza.

- ¿Pueden implementar algunas normativas para proteger a las industrias locales?

- Hoy somos un país integrado al mundo, con una economía globalizada. Ahora lo que buscamos es también hacer valer en cualquier tipo de negociación internacional los productos argentinos, venimos dando cuenta que nuestras pymes se pueden reconvertir rápidamente, como textiles que ahora hacen insumos médicos. El sistema tecnológico nacional puede desarrollar desde kits de testeo hasta el suero equino. A los argentinos nos han puesto en un plano de incumplidores o chantas y no somos eso. Está lleno de hombres y mujeres que tienen ideas e invierten en esos proyectos. En los últimos años nos contaban las veces que nos habíamos caído ahora habría que contar las veces que nos levantamos.

- El macrismo hizo un ícono de los emprendedores ¿A qué apuesta el gobierno?

- El espíritu emprendedor es significativo y queremos seguir estimulándolo. Ahora no queremos que atrás se esconda la precarización laboral, que es lo que sucedió con el macrismo. Se escondió atrás de un boom de emprendedores una tercerización laboral y eso no construye un país productivo. Tenemos que apuntar a generar ámbitos saludables de una economía tranquilizada, que empieza a dar síntomas de recuperación luego de una gran caída. Y esa recuperación va a favorecer a que nuestras pymes y fábricas empiecen a sacarle las lonas a las máquinas y así generar empleo.

- Esta semana se conoció el plan de Roberto Lavagna que proponía cambios en las formas de contratación y de indemnización...

- No, nos seguimos guiando por lo que marca nuestra Constitución y la Ley de Contrato de Trabajo y no tenemos mucho más para agregar. Entre el 2002 y el 2008 se crearon 5 millones de puestos de trabajo y no hubo que cambiar ninguna ley.

- También se presentó el novedoso plan de Desarrollo Humano con dirigentes como Juan Grabois y sindicalistas como Gerardo Martínez...

- No tuve la posibilidad de leer en profundidad lo que planteaban. Sí desde el estado trabajamos la economía popular, donde sí hay mucho emprendedurismo, en el reciclado o en el cuidado. Tenemos algunos programas de Trabajo y fundamentalmente el Potenciar Trabajo, de Desarrollo Social. Allí no solo hay herramientas de capacitación sino técnicas de trabajo más específico con acceso a maquinarias. Las cooperativas de Argentina Hace operan sobre pequeñas obras de acceso de agua y saneamiento y así buscamos guiarlos a un mercado formal de trabajo. El otro aspecto son las obras de urbanizaciones pequeñas en barrios populares.

- ¿Piensan financiar la urbanización de villas con el impuesto a la riqueza?

- En el ministerio de Territorio y Hábitat hay una secretaría específica que trabaja sobre el Renabap y a partir de ese registro desarrolló herramientas de política pública para hacer los abordajes. Hay que tener presente que gestionamos la crisis de la pandemia sobre la crisis que nos dejó Macri. Una crisis sobre una crisis anterior.

- Una mamushka de crisis...

- Puede ser (se ríe) Es que sino es un análisis muy incompleto. Todo el deterioro de variables socioeconómicas con que iniciamos, las pymes que cerraron, las empresas que se fueron del país, el aumento del desempleo y la pobreza, es un escenario con efectos pandémicos sin pandemia. La diferencia con otros países es que no tuvieron a Macri.

- El gobierno anterior también se financió con la venta de inmuebles de los 80 mil que logró registrar el AABE ¿No lo van a continuar?

- El AABE trabaja en el gabinete de Territorio con ministerios que abordan la problemática de la vivienda, de la agricultura familiar y de parques industriales. Las tierras del Aabe pueden ser más valiosas produciendo, siendo parte de complejos habitacionales o dar espacio a parques industriales. No es que hay que vender o no. No tenemos un sesgo ideológico sobre eso.

- Sí esperan como recursos extraordinarios el aporte a la riqueza.

- El proyecto plantea que sea un aporte extraordinario, nos consultaron y nos pareció correcto. Pero no manejamos los tiempos legislativos. Tienen que ir consensuando ciertas cuestiones para poder avanzar. No dependemos solo de ese tipo de recursos ya que tenemos expectativas cuando esta rueda virtuosa se mueva pueda generar mayor movimiento económico.

"La inversión pública es fuerte"

- ¿Los beneficiarios del IFE se van a dividir entre el Potenciar Trabajo, un ingreso básico y quienes trabajen en urbanización de villas?

- Hoy transitamos el 3° pago del IFE, con esta lógica de planificación que adoptamos después del 20 de marzo: con el desarrollo de hospitales modulares, kits, la fabricación de respiradores con industria nacional cuando el resto de los países se peleaban para obtenerlos.

- ¿Cuántos respiradores se pudieron incorporar al sistema?

- Más de 2400. Fue muy importante porque un hospital municipal del GBA tenía 2 o 3 respiradores y estos hospitales modulares tienen 24 cada uno. Esta ética del cuidado de la salud fue el primer paso. El segundo, el cuidado de los ingresos y ahí entra el IFE para desocupados, informales o monotributistas, con lo que unas 9 millones de personas recibieron un alivio. Es un universo diverso: algunos lo usaban para comprar alimentos y otros para generar un emprendimiento para vender verduras o pastas.

- Entonces es prematuro asegurar que van a otorgar una renta universal.

- No está definido aún. Argentina tiene una cobertura muy grande con la AUH, el Progresar, un sistema de seguridad amplísimo con el 97% de cobertura. La inversión pública es muy fuerte en asistencia y derechos. La tarjeta Alimentar va a continuar en la post pandemia. Necesitamos que la inversión pública vaya a segmentos que dinamicen la economía y generen empleo, con obras chicas, medias y grandes, y así mover esa rueda virtuosa que permita bajar la pobreza.

"No hay previsión de ningún aumento"

- ¿Va a haber aumento de tarifas en 2021?

- Estamos en un año donde hemos postergado todos los aumentos tarifarios que el macrismo había dejado pendientes para marzo y junio de 2020. Y ahora con la situación de la pandemia lo que menos hacemos es evaluar subas. Sí hacemos un estudio pormenorizado de los cuadros tarifarios y eso tiene que ir avanzando. Pero hoy no hay previsión de ningún aumento.

- ¿Puede haber alguna nueva restricción a la compra de dólares?

- No. Se habló en los medios pero por ahora no estamos pensando en ninguna medida de restricción cambiaria. El cepo es bastante riguroso. Sí tenemos que ser conscientes que tenemos que cuidar los dólares, es un bien escaso en nuestro país.

ADEMÁS:

El Gobierno aclaró que no limitará la compra de los 200 dólares mensuales

Enviaron más gendarmes a la frontera para evitar ingreso ilegal de bolivianos

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados