El Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero calificó como una "irregularidad" la posible intervención de Stornelli en la causa por "espionaje ilegal" macrista.

Santiago Cafierocuestionó el funcionamiento del Poder Judicial argentino al considerar como una “irregularidad” la posibilidad de que el fiscal Carlos Stornelli, procesado por espionaje ilegalpor el juez federal de Dolores Alejo Ramos Padilla, intervenga en la causa por el mismo delito en el gobierno de Mauricio Macri, tras la decisión de la Cámara Federal de Casación Penal de declarar la competencia del tribunal porteño por sobre el de Lomas de Zamora.

En ese marco, Cafiero reiteró cuestionamientos al funcionamiento del Poder Judicial, al señalar que “la administración de justicia en Argentina está en crisis” y dijo que se “necesita imperiosamente que la reforma” impulsada por el Gobierno “se lleve adelante”.

Con estos conceptos respondió al ser consultado, en una entrevista con Radio 10, sobre la resolución de la Cámara Federal de Casación Penal que dispuso este viernes que la investigación por el supuesto espionaje ilegal en el gobierno de Mauricio Macri siga en los tribunales de Comodoro Py, al declarar la competencia del fuero porteño por sobre el de Lomas de Zamora.

Con esta decisión del máximo tribunal penal federal del país, el fiscal Stornelli, procesado por espionaje ilegal por el juez federal de Dolores Alejo Ramos Padilla, tendría participación en esta causa que se tramitará ahora en la ciudad de Buenos Aires.

"Claramente estamos hablando de irregularidades” porque ahora en la investigación por presunto espionaje ilegal participará “un fiscal que está imputado por espionaje también”, dijo Cafiero.

ADEMÁS:

Espionaje ilegal: la causa pasa a Comodoro Py

"Por parte del Gobierno, lo que se va a seguir haciendo es continuar con la necesidad de realizar reformas en la justicia, pero desde el Ejecutivo señalamos que hay que respetar la división de poderes, ya que la Justicia es un poder autónomo”, advirtió el jefe de Gabinete.

En esa línea, reafirmó que “en Argentina sigue existiendo la persecución política, impulsada por una parte de la justicia que sigue jugando a ese mismo juego”.

Durante la entrevista, Cafiero reflexionó: “Siempre dijimos que la Justicia necesita reformarse porque el acceso a la justicia está cuestionado y también cuando vemos el accionar de la justicia en el caso de Úrsula -joven asesinada por su exnovio en Rojas a pesar de las denuncias que ella realizó- todos nos indignamos y vemos que la administración de justicia en Argentina está en crisis en toda la cadena”.

Sobre los resultados de mejoras en la Justicia en lo inmediato, Cafiero advirtió que Argentina “es una república donde hay división de poderes y por eso el Ejecutivo puede hacer algunas cosas y otras debe esperar el debate en el Parlamento”.

En ese sentido, remarcó que “el Gobierno avanzó con un proyecto de ley de reforma judicial que tiene media sanción del Senado, pero durmió todo el año pasado en Diputados porque la oposición no lo quiere tratar”.

"Hoy, las reformas que más se encararon se encuentran en Diputados porque la oposición se niega a debatirlas y sin leer el proyecto de ley ya habían expresado su rechazo”, criticó y agregó: “Necesitamos imperiosamente que las reformas que impulsamos se lleven adelante”.

Por otra parte, insistió en que “hay algunas de estas cuestiones que se pueden hacer desde una autorregulación o el impulso de reformas internas que lleve adelante el propio Poder Judicial, como es el caso de Brasil, que ahora es el mismo Tribunal Supremo brasileño que está revisando todo lo vinculado a la persecución política por parte de la justicia hacia el Partido de los Trabajadores”.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados