Sigue la toma pacífica de las instalaciones, ya que fracasaron las negociaciones entre los representantes del gobierno nacional y de los trabajadores en conflicto. Rechazo a la presencia de la Gendarmería.

El conflicto minero en Santa Cruz, generado a partir del despido de unos 500 trabajadores de Yacimientos Carboníferos Río Turbio (YCRT), continúa sin que haya coincidencias entre los referentes del gobierno nacional y de los trabajadores, que mantienen una “toma pacífica” de las instalaciones y que rechazaron la presencia de Gendarmería en el lugar.

“La manera de solucionar esta situación es el diálogo. Hace dos años que estamos intentando acordar nuevas condiciones laborales. Nosotros no podemos pagar esos salarios. Necesitamos que se produzca y se cobre como en una empresa minera”, dijo el senador santacruceño Eduardo Costa (UCR-Cambiemos).

En ese marco, precisó que aproximadamente 300 trabajadores ya se acogieron al retiro voluntario propuesto por la empresa y señaló que “el patrón, que es el pueblo argentino, no puede pagar los sueldos” que se percibían hasta ahora.

Según Costa, un sueldo bruto en la provincia es de 25 mil pesos mientras que el promedio en Río Turbio es de 100 mil y precisó que “en la mina había 600 jefes y unos 3.000 empleados cuando históricamente se manejaron con 1.600 o 1.800 personas”.

En ese marco, el senador indicó que “en la última campaña política el Frente para la Victoria hizo ingresar a más de 1.000, que hoy instigan la violencia” y agregó que “es gente que no iba a trabajar, que están denunciados por sabotaje, por romper las máquinas o esconder los insumos”.

Por su parte, el secretario general de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) Río Turbio, Miguel Páez, ratificó que continúan con la “toma pacífica de las instalaciones” y que elaborarán un nuevo documento junto a los concejos deliberantes de 28 de Noviembre y Río Turbio en defensa de los trabajadores y la continuidad de las obras.

Páez rechazó las acusaciones de supuestos hechos de violencia por parte de los trabajadores y remarcó que la seguridad de la mina “la están controlando los propios” empleados. “No es necesaria la militarización, que fue rechazada”, dijo el dirigente de ATE en referencia a la llegada de efectivos de Gendarmería, pero se manifestó conforme con el envío de un total 120 policías de la provincia “para garantizar la paz social”.

Por su parte, Costa consideró “preocupante que patrimonio nacional en este momento no esté cuidado por las fuerzas naturales de la Nación que la gobernadora Alicia Kirchner echó”.

En tanto, el Frente para la Victoria realizó durante la víspera un encuentro de la Juventud Peronista en la localidad de Río Turbio para respaldar a los despedidos.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados