La Justicia quilmeña ordenó además su captura inmediata, ya que no estaba detenido y tampoco se presentó a la audiencia. El agresor jamás reconoció el daño causado.

La Justicia quilmeña condenó a 20 años de prisión a un no vidente acusado de abusar sexualmente de sus propias hijas y ordenó su captura inmediata, ya que no estaba detenido y tampoco se presentó a dicha audiencia, por lo que se mantiene en condición de prófugo, mientras que el agresor jamás reconoció el daño causado y sostuvo que todo estaba armado en su contra y que las víctimas mentían.

Se trata de un aberrante caso que tuvo a dos menores de edad como víctimas de quien debería pregonar por su salud e integridad. Si bien los abusos finalizaron en el año 2010, cuando ellas lograron alejarse, no fue hasta ahora que el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 de Quilmes confirmó la sentencia para el sujeto. Esto traerá algo de alivio para la familia damnificada y no deberán luchar más para que el violador quede tras las rejas. En sintonía, siguieron sufriendo el hostigamiento verbal por parte de él, que quiso desestimar todo indicando que jamás haría algo así.

Ocurrió en una vivienda situada en la calle 395, del lado oeste quilmeño, lugar en el cual vivían las chicas con su madre y su padre ciego, identificado como Juan Salvador López, de 65 años. Los hechos fueron perpetrados durante largos años y finalizaron hace 14, cuando las damnificadas que aún eran jovencitas entendieron que la única manera de frenarlo era alejándose ambas de él. Así las cosas, tiempo más tarde lograron llevar a cabo la respectiva denuncia policial y dieron inicio al procedimiento que tuvo su resolución el lunes por la mañana.

La Fiscalía de María de los Angeles Attarian Mena en representación de las hijas del abusador, había pedido la pena de 20 años de cárcel por el delito de “abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo”, algo que finalmente fue confirmado. Estas, que hoy rondan los 30, testificaron en el juicio y brindaron detalles de lo que su progenitor les hacía cuando quedaban en soledad. Todo esto fue clave para que los magistrados dictaminen la correspondiente pena, aunque hay un detalle que no tuvieron en cuenta.

Lo cierto es que López vivió todo este tiempo en libertad y no se presentó en los Tribunales a pesar del petitorio. En esta última jornada tampoco apareció y ordenaron su captura inmediata tras la condena ya que quedó en condición de prófugo. Teniendo presente su relato de los hechos al respecto, al indicar que era una causa armada en su contra, lo mencionado se podría haber previsto.

Quienes lo sentenciaron fueron los jueces Fernando Celesia, Cecilia Maffei y Marcela Vissio. Los letrados tuvieron en cuenta la cantidad de años que las víctimas sufrieron los abusos y el testimonio de ellas mismas, con detalles aberrantes. En tanto, se espera la inmediata aparición del condenado para que empiece a cumplir la pena que debió haber cumplido hace varios años.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: Nº: RL-2021-110619619-APN-DNDA#MJ - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - [email protected]

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados