Representantes de gremios, ministros provinciales y el vicegobernador Daniel Salvador participaron de un plenario en Mar del Plata para tratar diferentes temas

Participación, cooperación, compromiso de trabajo conjunto, mejora de la situación laboral de los trabajadores, fueron los puntos salientes de la jornada que se desarrolló en la ciudad de Mar del Plata como parte de la reunión plenaria enfocada hacia los empleados estatales nucleados bajo la ley 10.430, con un nutrido conjunto de ministros provinciales, la presencia del vicegobernador Daniel Salvador y los representantes de los gremios, que concurrieron al encuentro.

La Plenaria que comenzó este miércoles y continua el jueves contó con la presencia de los ministros de Trabajo, Economía, Desarrollo Social y Salud, Marcelo Villegas, Hernán Lacunza, Santiago López Medrano y Zulma Ortíz; el secretario general de Gobierno, Fabián Perechodnik; El titular de ARBA, Gastón Fossati; la titular de la secretaría Legal y Técnica, Fernanda Inza; y el director de Loterías y Casinos, Matías Lanusse, además de sus correspondientes equipos de trabajo.

Luego de la apertura de la jornada a cargo de Salvador, comenzaron a desarrollarse las distintas aristas que presentaba la sesión plenaria, tales como el decreto que referencia a los pases a planta permanente, la continuidad del servicio respecto del presentismo, los indicadores vinculados a la calidad de servicio, y un monitoreo en referencia a la aplicación de la cláusula gatillo.

“Está claro que una característica del actual gobierno, para alcanzar y mantener políticas de estado, es el diálogo.” Manifestó Salvador en la apertura. Por su parte, Villegas destacó que “Es muy importante poder reunirnos con los representantes gremiales en un marco de diálogo, respeto y cordialidad para seguir discutiendo como mejorar la situación de los trabajadores”.

En la misma sintonía, Lacunza resaltó que “Gracias al acuerdo paritario alcanzado en diciembre pasado, los trabajadores de los gremios con los que hoy nos juntamos ya ganan casi un 11% más que en diciembre pasado, y están resguardados ante cualquier aumento de la inflación. Con esto logramos previsibilidad para los mismos trabajadores y sus familias. Despejada la incógnita salarial, eso nos permite avanzar en temas no menos importantes como la capacitación o la productividad, que siempre quedaban opacadas por la cuestión salarial. En definitiva, eso redunda en un Estado más eficiente que brinde mejores servicios públicos a los ciudadanos".

Aparecen en esta nota: