Los corazones de Claudio y Mariela se llenaron de amor hace apenas ocho días, cuando sus flamantes hijos arribaron desde Misiones a su casa de Villa Vatteone, donde se preparan para festejar una Nochebuena inolvidable.

A Claudio Boccalon y Mariela Rzepeski les llegó anticipado el regalo de Navidad. Es que desde hace ocho días este matrimonio de Florencio Varela pudo cumplir su sueño de convertirse en padres, a través de la adopción de cinco hermanos -de entre 2 y 12 años- oriundos de la provincia de Misiones, quienes ya se encuentran instalados en su casa de Villa Vatteone. 

El deseo de tener hijos llevó a esta pareja por muchos caminos, incluso viajaron a Estados Unidos para someterse a tratamientos médicos que no dieron resultados. Fue en el año 2006 que decidieron adoptar y, tras lamentables dilaciones burocráticas, recién ocho años después pudieron llenar sus corazones de amor por intermedio de la fundación misionera Tupá Rendá, a la que llegaron gracias a un familiar que vive en la ciudad de Apóstoles y estaba enterado de la situación de los cinco hermanos.

A horas de la Nochebuena, Mariela conversó con El Quilmeño y detalló cómo se prepara para la llegada de Papá Noel junto a sus hijos. "La verdad es que no compramos casi nada, la gente se va enterando de la noticia y nos envían ayuda. Todos quieres ser parte y nosotros aceptamos con gusto porque nos hace falta. Pero al margen de lo material, de lo que se pueda poner en el arbolito, lo más importante para nosotros es darle amor a los chicos", contó la flamante madre, que se desempeña como médica pediatra en los hospitales Mi Pueblo y El Cruce, ambos de Varela.

Asimismo, Mariela explicó que cuenta con una familia numerosa que le brinda contención y colaboración. "Por suerte tengo mucho hermanos y todos quieren darnos una mano. Al principio creían que mi marido y yo estabamos un poco locos, pero ahora todos se anotan para venir y ayudar", señaló.

Revolución de amor

Desde que se agrandó la familia no se detuvieron los actos de solidaridad y las bendiciones. El día que retornaron a Buenos Aires un pasacalle les daba la bienvenida, mientras vecinos y familiares los recibieron con globos, aplausos y abrazos. Por otra parte, los colegas del sector de Pediatría de Mariela donaron su bono navideño que el hospital ofrece a sus empleados. "Con mi marido estamos sorprendidos por esta revolución de amor", indicó Mariela, quien finalmente envió un mensaje de esperanza y paz: "Estamos viviendo lo cotidiano de este sueño hecho realidad, mucho lío en casa, pocas horas de sueño, penitencias, y demás; pero muy felices y agradecidos a Dios que siempre nos sorprende. Bendecida Navidad a cada uno de ustedes y sus familias". 

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados