Llegaba con 20 mil pesos a su vivienda de la localidad de Don Bosco, cuando delincuentes le cruzaron un auto delante del suyo y se lo llevaron. Durante media hora lo amenazaron para que los conduzca hasta su casa, pero la víctima logró engañarlos al afimar que no vivía en esa zona y lo liberaron.

Un médico de 57 años fue víctima de un secuestro cuando llegaba a la puerta de su casa de Don Bosco, donde fue sorprendido por cuatro delincuentes de los cuales dos se subieron a su auto y lo mantuvieron cautivo durante media hora, hasta que se conformaron con robarle 20 mil pesos que tenía encima y lo liberaron.

El hombre regresaba de trabajar a bordo de un Peugeot 308 y al llegar a la calle Juan B. Justo, entre Crámer y Chiclana, fue interceptado por un auto del que descendieron dos sujetos, que lo amenazaron a punta de pistola y se subieron a su vehículo.

Sin dudarlo, el médico entregó todos los elementos que tenía de valor: un maletín donde había 20 mil pesos y su teléfono celular. El dinero que llevaba consigo entusiasmó a los malvivientes, por lo que comenzaron a amedrentarlo para que los conduzca hasta su vivienda bajo la sospecha de que allí podrían encontrar más efectivo.

Durante el tiempo que se prolongó el secuestro, la víctima intentó engañar a los delincuentes. En todo momento negó que vivía en Don Bosco, sino que estaba en la zona para visitar a un familiar. Pese a las amenazas, logró persuadir a los dos sujetos, que finalmente lo liberaron a dos cuadras de su casa sin robarle su automóvil.

Afortunadamente, el médico no sufrió lesiones y al entrar a su casa llamó al 911. Luego, radicó la denuncia en la Comisaría 2da. de Quilmes (jurisdicción Bernal).

Investigación

Fuentes cercanas a la investigación revelaron a DIARIO POPULAR que se trató de “un hecho al voleo”, que estaría vinculado a un robo similar ocurrido en la misma zona. Hace dos semanas, en un vehículo con las mismas características secuestraron a un vecino de Don Bosco que llegaba caminando a su vivienda. En este hecho, los captores lo liberaron rápidamente porque no tenía elementos de valor en su poder. Desde la DDI Quilmes sospechan que los dos casos están vinculados y se encuentran realizando averiguaciones para desarticular a la peligrosa banda.

Aparecen en esta nota: