Para comunicarse con esta sección: conocer@dpopular.com.ar

Todavía a algunos puede resultarle inexplicable la relación que une a las personas con sus mascotas: una fidelidad incondicional y mucho afecto que se brindan y hace que en muchos casos sean consideradas como un miembro más de la familia. ¿Por qué esta relación es tan así? Estudios científicos señalan que la atracción hacia los animales de compañía podría estar fundada en factores psicológicos. En este sentido, se ha propuesto que los seres humanos tendemos de forma innata a interesarnos por los seres vivos y por los procesos relacionados con la vida. Por esto, la mente humana estaría preparada para pensar de manera diferente sobre los seres vivos que sobre los objetos inanimados. Así, el cerebro estaría especializado en procesar información vinculada con los animales. Numerosos experimentos de laboratorio proveen apoyo a estas ideas. Por ejemplo, en una investigación, los niños pequeños pasaban más tiempo interactuando con animales que con juguetes. Además, hacían más preguntas y hablaban más sobre ellos.

Se cree que los seres humanos tenemos una inclinación a responder de manera positiva ante los animales pequeños, probablemente debido a que se trata de seres que presentan rasgos perceptuales semejantes a los de los bebés y los niños humanos. Además, la conducta de ciertos mamíferos, como los perros y los gatos, se parece a la de los humanos por sus reacciones emocionales.

Si bien podemos contar con una predisposición biológica para atender a los seres vivos, sin dudas, nuestro afecto por las mascotas proviene en gran parte de motivaciones sociales. Como los seres humanos somos básicamente seres sociales, necesitamos relacionarnos con otros, entre ellos, las mascotas. De hecho, para la mayoría de las personas sus mascotas son una buena compañía, es decir, parecen contribuir a satisfacer una necesidad de conexión. Numerosas investigaciones muestran que las mascotas actúan como figuras de apego en el sentido de que proveen sentimientos de seguridad cuando nos sentimos amenazados, brindan apoyo social y disminuyen los sentimientos de soledad. Tener mascotas también se asocia con estos beneficios, ya que ayudarían a reducir el estrés y proporcionarían beneficios asociados a nuestro bienestar físico, social y emocional.

Este vínculo también parece generar efectos positivos en los animales. Se ha demostrado, por ejemplo, que el simple hecho de acariciar a un animal disminuye su tasa cardíaca. Asimismo, varios estudios sugieren que un lazo positivo con humanos se relaciona con menor estrés y mayor calidad de vida de las mascotas. Quizá esta sea una de las razones principales por la que las mascotas también aman tanto a sus dueños. Dar afecto, compañía y protección, en eso consiste esta relación recíproca que podemos establecer los seres humanos con los animales. Por eso aprovechamos también este espacio para desearle a estos últimos, hoy, 29 de abril: ¡feliz día!

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados