Tras el crimen del joven colectivero Leonardo Alcaraz, al menos cuatro choferes sufrieron ataques, amenazas o hechos delictivos mientras circulaban por distintos barrios de Avellaneda.

Mientras perdura la conmoción por el asesinato del chofer de la línea 620 de La Matanza, al menos cuatro colectiveros sufrieron ataques, amenazas y hechos de inseguridad en las unidades, cuando circulaban por barrios de Avellaneda.

La problemática no es exclusiva de municipio, ya que según un informe elaborado por la Comisión Nacional de Familiares de Víctimas del Transporte Público, se registran unos 18 robos violentos por día a bordo de colectivos que circulan en el Conurbano bonaerense.Tal como publicó Diario Popular, del relevamiento se desprende que en el Gran Buenos Aires existen unos 550 casos por mes, lo que representa un incremento interanual del 175% en esta clase de episodios, con una enorme cantidad de pasajeros y choferes que son víctimas de la escalada delictiva.

En tanto, mientras se analiza la implementación de medidas para mejorar la seguridad a bordo, con la instalación de cámaras y botones antipánico, y reforzar la presencia policial en la calle, aumenta el temor entre los trabajadores y sus familias por salir a la calle. “Viajás con miedo y nunca sabés lo que puede pasar, porque este es un transporte público”, comentó una de las víctimas, que reconoció que su familia le pidió evitar discusiones con pasajeros.

Recientemente, un pasajero a punta de pistola amenazó al chofer de una unidad de la línea 98 y asaltó a las personas que viajaban. “Tengo saldo en la SUBE y dos balas”, fue la frase que utilizó el delincuente haciendo referencia al asesinato de Leonardo Alcaraz, a quien mataron tras una discusión por la falta de saldo en la tarjeta.

Otro trabajador de la misma empresa, fue sorprendido por tres delincuentes que, armados, también terminaron por robar a todos los pasajeros.Días atrás, fue brutalmente agredido un chofer de la línea 373 por un pasajero enojado por un cambio en el recorrido a raíz de un corte de tránsito. Ocurrió cuando el ómnibus circulaba por inmediaciones de la Isla Maciel.

A raíz del ataque, el conductor, identificado como Ariel Rosas, sufrió un corte en la cabeza y debió ser trasladado a un hospital. Por este hecho y en reclamo de más seguridad, la empresa Tomás Guido anunció que suspenderá el paso por esa zona.

Por último, un conductor de la línea 271 fue amenazado con un arma blanca por un pasajero en aparente estado de ebriedad, el que finalmente fue detenido por la Policía.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados