Quebró la empresa propietaria del 50 por ciento de sus acciones. La medida de la Justicia se aplica sobre la firma Industrias Alimenticias Mendocinas, y avanzan los concursos preventivos de las otras dos empresas del grupo, que se tramitan en Catamarca.

La quiebra de Industrias Alimenticias Mendocinas Sociedad Anónima (IAMSA) impactó de lleno en los trabajadores de la fábrica metalúrgica Canale de Llavallol (Redepa SA), ya que esa firma posee el 50 por ciento del paquete accionario de la fábrica lomense.

El juez Alberto Aleman, titular del Juzgado Comercial 1 de Capital Federal, tomó la decisión dando continuidad a la explotación con el fin de preservar las fuentes de empleo y que algún inversor se interese en este negocio. A pesar de ello, crece el fantasma del cierre entre las más de cien familias que dependen de esta hojalatería.

Sin ilusiones

De acuerdo a la información a la que pudo acceder este medio, habría dos importantes grupos empresarios interesados en hacerse cargo de IAMSA y sus empresas subsidiarias, rumores que generaron ciertas expectativas entre los operarios de la metalúrgica de Llavallol. Sin embargo, aseguran que “no se hacen ilusiones” hasta tanto se firmen los papeles.

Asimismo, el magistrado libró dos oficios juzgados de Catamarca donde se tramitan los concursos preventivos de Redepa SA y Camino SA, las otras dos unidades de negocio de Canale, para que aceleren el tratamiento.

En diálogo con este medio, el delegado gremial de Canale Llavallol, Nicolás Macchi, explicó que “estamos muy pendientes de lo que suceda con IAMSA, ya que quedamos en un limbo”. Y destacó que “el fallo del juez buscó preservar las fuentes de empleo, lo que genera cierta expectativa”.

Mientras tanto los trabajadores siguen cumpliendo el horario laboral, a pesar de que les adeudan dos meses de sueldo y analizan qué medidas tomar en caso de que también se declare la quiebra de su empresa, Redepa SA. Por ello, Macchi advierte que “si por esas casualidades en Catamarca se decreta la quiebra, vamos a estar en una situación más conflictiva y dramática”.

La fábrica local se encuentra totalmente acéfala ya que el jueves pasado renunciaron los dos directivos y el presidente del grupo Canale, Camilo Carballo, fue inhibido de ejercer cargos e inhabilitado de salir del país hasta abril de 2019.

En tanto, el plan de lucha de los trabajadores continúa con la organización de un festival para recaudar fondos, que se realizará el 20 de este mes, en la puerta de la fábrica.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados