Los profesionales de la Salud de Lomas de Zamora aún siguen esperando cobrar el aumento salarial que el gobierno de Martín Insaurralde se había comprometido a pagarles desde el 1 de junio, motivo por el cual volvieron a parar y a manifestarse en la peatonal Laprida.

El jefe comunal iba equiparar los salarios de los médicos que se desempeñan en las unidades sanitarias y el hospital Alende con los que paga la Provincia, a actualizar los valores de los reemplazos de guardia y mejorar honorarios de técnicos contratados, pero la medida no se efectivizó.

El presidente de CICOP (Asociación de Profesionales de la Salud de Lomas de Zamora), Pablo Torres, dijo a este medio que “después de la protesta, nos llamaron para decirnos que hubo un error en la liquidación de agosto y que lo solucionarían esta semana. Esperemos que lo hagan”.

La mejora iba desde un 16,11 a un 19,25% en los salarios de bolsillo. Sin embargo, no se aplicaba a las sumas retroactivas adeudadas.

Además, aguardan resolución para las siguientes etapas del plan de mejoras acordado: julio y octubre; el pase a planta permanente de los 260 médicos contratados (40% del plantel) después de que cumplan un año de antigüedad en el cargo, y no los siete años que pretende el municipio.

Durante la protesta también exigieron el pago en término a los Profesionales Comunitarios que dependen de Nación, lo que ya estaría en vías de solucionarse, aseguraron desde la entidad gremial.