"En San Lorenzo no tuve la oportunidad de destacarme, por eso a San Martín le voy a estar siempre agradecido por haberme dado la chance y a Temperley por la oportunidad de tener continuidad, quiero aprovecharla", precisó.

Llegar a la cumbre de la Montagna es el deseo de Temperley para el próximo torneo desde el punto de vista del nivel y en pos de no recaer en zona de permanencia, por lo que el delantero con pasado en San Martín de San Juan afina la puntería para ser la carta del gol del Gasolero.

Ezequiel Montagna llegó con el pase perteneciente a San Lorenzo y si bien para la Superliga no tuvo cabida en el elenco del Bajo Flores, Temperley lo recibió con los brazos abiertos y pagó de buena manera: goles en los amistosos y una sociedad con Juan Sánchez Sotelo que vislumbra efectividad.

Sobre el tema, el delantero de 23 años indicó en el envío “El Show de Temperley”: “Gustavo (Alvarez) nos pide que tengamos mucho movimiento por todo el frente de ataque. Y creo que el no quedarse estable genera que podamos asociarnos con Juan (Sánchez Sotelo), aunque sabemos que hay que seguir puliendo estas cosas, tanto con él, como con los demás compañeros”.

Montagna arribó a Turdera para dar un paso trascendente en su carrera y potenciar aún más su sobria labor en San Martín de San Juan, por lo que contó su anhelo de mejorar su performance en el Cele: “En San Lorenzo no tuve la oportunidad de destacarme por no tener lugar. Por eso a San Martín le voy a estar siempre agradecido por haberme dado la chance de debutar en Primera. Y a Temperley por darme la oportunidad de poder tener continuidad, intentaré gratificar esa chance”.

En este marco, aprovechó para dar cuenta de sus características: “Puedo jugar como extremo derecho, que es mi posición natural, pero en San Martín lo he hecho por izquierda, aunque estoy tranquilo, porque sé que puedo darle versatilidad al equipo y a lo que me pide el entrenador en ese aspecto”.

Por último, admitió que buscará el protagonismo de Temperley cantando bajito: “Los resultados se consiguen en silencio, trabajando y siguiendo la línea que el club y el entrenador vienen manejando para conseguí lo que se propone, hay que elevar la vara a medida que se va viendo para qué esta el equipo, pero es obvio evitaremos la zona de descenso”.

Aparecen en esta nota: