La Asociación Argentina de Electrodependientes alertó sobre el "combo fatal" al que están expuestos los pacientes ante los constantes cortes del suministro y la falta de respuesta por parte de la distribuidora.

En Lomas de Zamora, no hubo día de este verano que no se haya registrado la denuncia de al menos un paciente electrodependiente por estar sin luz. A pesar de ello, la empresa EDESUR no les ofrece una Fuente de Energía Alternativa (FAE) y no cuenta con una cuadrilla especial ni una guardia para atender estos casos donde está en juego la vida de una persona.

La situación es crítica y angustiante y la distribuidora, que ha conseguido importantes suba de sus tarifas, no ha dado respuesta a los reclamos presentados por la Asociación Argentina de Electrodependientes (AAdED) a directivos de la sucursal lomense.

A fines de diciembre, integrantes de esta entidad, junto a la Mutisectorial de Lomas, expusieron todos estos problemas a Marcelo Salerno, Marcelo Lorenzo y Jorge Dinetti, quienes se comprometieron a contestarles en 15 días.

Sin embargo, tres días atrás se presentaron en la oficina de Hipólito Yrigoyen 9071, pero los ejecutivos estaban de vacaciones, los atendieron en un pasillo externo, y las soluciones no aparecieron. Ahora, los convocaron para el 26 de este mes a una “mesa de diálogo” con las distintas áreas, donde esperan tener una respuesta “más precisa y concreta” ante los constantes cortes de luz.

“Todo se sigue dilatando y la problemática sigue avanzando, impactando diariamente en nuestra realidad”, se quejó Mauro Stefanizzi, secretario de la AAdED, y padre de Joaco, un niño de tres años que necesita de la energía para vivir.

Exigencias

En diálogo con este medio, Stefanizzi precisó que “exigimos una área de atención a usuarios electrodependientes, cuadrillas especiales con guardia las 24 horas, una línea telefónica efectiva, y la correcta difusión para acceder a las FAE.

A su vez, se quejó de que la línea telefónica, que debe funcionar todo el día y los 365 días del año, a veces colapsa y terminan dándoles un número de reclamo como a un usuario común.

En rigor, por estas horas el único punto con el que cumple EDESUR es la gratuidad del servicio, señalan.

Más trabas

Por otra parte, los electrodependientes denuncian trabas por parte de las compañías para poder acceder a las FAE. Así, para conseguir los grupos electrógenos deben presentar un certificado que ronda los $ 4.500.

“Una resolución del ENRE exige las familias de los pacientes a presentar el certificado DCI, que debe ser emitido por un electricista matriculado, que dé cuenta de las condiciones de las instalaciones de la vivienda, pero para pagar ese monto, es preferible comprarse un grupo electrógeno por $ 8.000”, se quejó Stefanizzi.

“Esto vuelve la ley inaccesible para muchos. Una resolución no puede restringir el acceso a este derecho”, reclamó Stefanizzi.

<CD>Además, al margen de estar anotados en el Registro Nacional de Electrodependientes, deben presentar los remitos expedidos por la obra social de los equipos que les entregaron para la internación domiciliaria.

<CD>“La única opción que nos quedaría es presentar un recurso de amparo, pero no todas las familias están en condiciones de hacerlo”, lamentó.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 5346756 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados