El Tricolor cumplió largamente el objetivo de la permanencia y arranca el próximo Nacional B con el segundo mejor promedio. A pesar de ello, el equipo que seguirá siendo dirigido por Pablo Vicó tendrá varias bajas y se apunta a no concretar tantas incorporaciones.

Quinto en la tabla de posiciones, con una cosecha de 65 puntos que le permite un “colchón” para el futuro inmediato y no tener complicaciones con el descenso, Brown acaba de finalizar un campeonato para el recuerdo. Así lo reconocieron sus hinchas, luego del triunfo en la última fecha ante Independiente Rivadavia en el estadio Lorenzo Arandilla, pero también se pudo observar una despedida muy particular de los jugadores.

Casi todos los futbolistas del plantel, los que jugaron ante los mendocinos, los que estuvieron en el banco y varios de los que no fueron convocados para este partido, se unieron en una ronda en el centro del campo y mientras desde las tribunas bajaba el aliento, ahí “adentro” se escucharon palabras de despedida, frente a la incertidumbre sobre la continuidad de la mayoría de ellos en Adrogué.

Ya se fueron Cristian Chávez a Guaraní de Paraguay y Juan Manuel García que volverá a Banfield (dueño de su pase) para tener otra oportunidad en los dirigidos por Julio César Falcioni, tampoco Javier Grbec. Además tres que se habían mencionado, en cierto momento, para volver al club, ya tienen clubes para lo que viene, tales los casos de Matías Sproat (seguirá en Barracas Central), Maximiliano Brito Hernández (estuvo en Nueva Chicago y ahora fue cedido a préstamo al Deportivo Morón) y Alejandro Quintana (fichó para Blooming de Bolivia).

Como primera medida para lo que viene, se renovó el vínculo con Pablo Norberto Vico, que afrontará la novena temporada consecutiva, ya que viene al frente del equipo desde la 2009/21010, en un período en que logró dos ascensos y sufrió un descenso. Lleva dirigidos 352 partidos, de los cuales se ganó 137, empató 108 y perdió 107.

La idea de la dirigencia, consensuada con el cuerpo técnico, es manejarse con un presupuesto austero, para no salirse de una línea económica que lo llevo a ser una de las pocas instituciones que no le debe nada a la AFA. Aprovechando que se viene un torneo sin tanta exigencia y presión por la permanencia, pues con 1,430 arranca como el segundo mejor promedio de la B Nacional para la temporada 2017/2018. Entonces, se apuntaría a darle más lugar en Primera a varios chicos de las inferiores, como el delantero Marcos González, un chico de la categoría ´97.

Y en cuento a posibles incorporaciones, aparece como muy firme el retorno de Martín Fabro, quien se desvincularía de Boca Unidos de Corrientes y habría conversado con Vico para volver, recibiendo el visto bueno. También se evaluaría al defensor Marcelo Tinari (ex Los Andes, Deportivo Español y Almirante Brown), mientras que otro que estuvo a prueba, el lateral Alex Ochoa (de la Reserva de Lanús) optó por arreglar con Atlanta.