En medio del profundo dolor, los familiares de la mujer asesinada por su ex pareja se desligaron de la movilización y pidieron que los dejen hacer su luto. "Todo está en manos de la Justicia", afirmaron.

E n medio del profundo dolor por el femicidio de Mónica Liliana Cruz, vecina de Tristán Suárez a la que encontraron en un descampado de Cañuelas, sus hermanos negaron ayer haber convocado la protesta frente a la Unidad Fiscal de Investigaciones N° 3 de Ezeiza, donde un grupo de personas cortaron la Ruta 205 con quema de neumáticos para exigir el esclarecimiento del caso, y los exhortaron a retirarse pacíficamente y evitar destrozos.

Al salir de esta fiscalía especializada en Violencia de Género, Nancy y Miguel Cruz, rogaron que los dejen su luto y poder recorrer “el largo camino que les queda”, en lo que concierne a la contención de sus sobrinos y de sus padres, que se encuentran totalmente desconsolados. “Todo está en manos de la justicia”, afirmaron.

Miguel expresó su “total agradecimiento” a la Policía por “brindarnos todo lo que le pedimos” y “hacer más de lo que tendrían que haber hecho”, como también el apoyo de sus vecinos, aunque aclararon que ellos no son partidarios de las marchas.

Por su parte, Nancy reconoció que su hermana sufría amenazas de su ex pareja y que estaba por ir a retirar el botón antipánico, aunque no pudo hacerlo “porque no tenía un peso en el bolsillo”.

Totalmente quebrada, dijo que “estos tipos no tienen límites” y rogó “a las mujeres que están pasando por esta situación y que dicen que no van a poder... sí van a poder, que salgan de estas relaciones enfermizas”.

Más allá de eso, en medio locales uno de los hijos de Mónica aclaraba: “Mi mamá le puso la perimetral. Cuando venía el patrullero, hablaban con él y se iba. Pero lo dejaban libre. Y después volvía”.

ADEMÁS:

Longchamps vuelve a marchar por seguridad

Indagatoria

A raíz de los disturbios, la indagatoria del único detenido por el femicidio, Juan Ramón Silva, ex pareja de la víctima, se pospuso para hoy.

El hecho ocurrió la noche del viernes, cuando Cruz salió de su casa y, al no regresar, su madre denunció la desaparición. Según la investigación, la mujer iba a encontrarse con Silva porque le daría plata por la cuota alimentaria que nunca le pasaba.

Al ser interrogado, Silva, quien había sido denunciado en tres oportunidades por la víctima y además tenía una restricción perimetral, se quebró y confesó el crimen

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados