martes 27.09.2016 - Actualizado hace
Fútbol
28 | 08 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Independiente aprovechó un regalo de Olave y festejó en Córdoba

0
Comentarios


El Rojo de Milito superó 1 a 0 a Belgrano y cerró una gran semana, tras el triunfazo ante Lanús en la Sudamericana. Rigoni, ex Pirata, capitalizó una grosera falla del arquero local y definió el pleito en la primera parte.

Independiente aprovechó un regalo de Olave y festejó en Córdoba
Rigoni, invisibilizado por el abrazo de Cuesta y Fernández. El Rojo pisó fuerte en el Kempes.
Foto:

Luego de 14 años sin poder conseguir una victoria ante Belgrano en "La Docta", Independiente logró romper con el maleficio al derrotarlo por 1 a 0 al cabo de un intenso encuentro disputado este domingo en el estadio "Mario Alberto Kempes", en el marco de la jornada inaugural del torneo de Primera División.

El exvolante "pirata" Emiliano Rigoni, a los 34 minutos del primer tiempo, anotó el tanto que le dio el triunfo al equipo de Gabriel Milito al capitalizar un grosero error de Juan Carlos Olave, quien perdió el sentido de la ubicación del arco y regaló el primer palo.

El infructuoso dominio al que Belgrano sometió a Independiente hasta la apertura del marcador no halló correlato en el momento de la definición. El buen manejo de Lértora y la capacidad para pivotear de Velázquez complicaron a una zaga que salvo Figal ofreció algunas ventajas en el primer período. Ausentes Méndez y el "Cebolla" Rodríguez en la creación, el "Rey de Copas" tuvo dos referentes de área que casi no intervinieron en el desarrollo, lo que obligaba a Fernández a colaborar en la creación dejando en soledad a Denis.

Cuando el trámite le resultaba completamente desfavorable al "Diablo"
, un largo cambio de frente de más sesenta metros de Leandro Fernández ubicó a Rigoni por izquierda, quien con mucha astucia le pegó al primer palo de un Olave que se encontraba adelantado en pos de interceptar un centro que nunca llegó.

Esta inesperada conquista ofició de verdadero punto de inflexión en el juego ya que a partir de esa circunstancia el conjunto visitante se soltó en la misma medida que su adversario se sumía en la más absoluta confusión.

El complemento potenció la búsqueda de la formación local mientras Independiente se sintió más que cómodo procurando definir el encuentro a través de alguna réplica a través de la sociedad entre Ezequiel Barco -la promesa de 17 años que ingresó en el segundo tiempo- y Martín Benítez, reemplazante del lesionado Fernández.

Belgrano insistió hasta el último minuto intentando al menos nivelar el score pero promediando el complemento la defensa de Independiente encontró un equilibrio que no se le había advertido en la parte inicial.

El dueño de casa estuvo a punto de colocarle algo de justicia al tanteador cuando un remate del ingresado Òbolo que tenía inexorable destino de red rebotó en Jorge Velázquez, provocando que la pelota se fuera lejos del arco cuando corrían 44 minutos del segundo tiempo.

No hubo tiempo para más. Fue victoria para Independiente, basada en el oportunismo para aprovechar fallas del rival y una buena prestación defensiva, más allá de deudas que comienzan a gestarse en varias facetas del juego.  

      Embed


      Embed

      Embed


Comentarios Facebook