miércoles 18.01.2017 - Actualizado hace
Espectáculos
14 | 12 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Peter Alfonso quiere que la cuarta sea la vencida

Karim González
0
Comentarios
Por Karim González


“Es un reality, te dicen cosas que pueden molestar y uno a veces se enoja y es lógico. Está bien. Por más que la tengas clara llega un momento en que, a veces, te podés sacar”, dice quien parece haber hecho las paces con Polino, su pesadilla.

Peter Alfonso quiere que la cuarta sea la vencida
Foto:

Llegó hasta las últimas instancias con el entusiasmo vivo de arribar a la gran final de Bailando por un sueño 2016 y así consagrarse victorioso ganador. Pedro Alfonso es consciente de que ya no falta nada y no quiere que el título de campeones que ambiciona, otra vez, se le escape de las manos. Conquistar el pequeño tramo que queda, junto a su compañera Flor Vigna, no será tarea sencilla. Pero el hombre que, de la mano de su mujer Paula Chaves, este año, se convirtió en papá por segunda vez, está a punto de lograr su sueño y la ansiedad por las galas decisivas del envío de Marcelo Tinelli no pueden disimularse.


"Todos los que quedamos somos muy fuertes. Ya se define así que cualquier cosa puede pasar. Con Flor recobramos energía porque si llegamos hasta acá no nos podemos quedar y tenemos muchas ganas de llegar a la final", afirma Peter entusiasmado ya en la recta conclusiva. Y enseguida confía en su intuición ya que, su anterior participación, no se ajustó al remanido dicho que asegura que la tercera es la vencida.


"Este es el 4to Bailando. Ojalá se dé. Tengo muchas ganas", responde con su economía de palabras, a sabiendas de que el veredicto final lo tiene el público que lo acompaña desde sus inicios. "Hay que ir para adelante porque sino te llevan puesto. He metido mucho laburo. Llego bien a fin de año. Con todo, muy enchufado. Ojalá lo ganemos, pero bueno, en esta instancia se puede dar para cualquiera. Hay que ser cauteloso", dice quién durante todo el año brilló en cada ritmo al lado de la figura central del ciclo Combate.





LEA MÁS:


      Embed
Bailando: Peter, Charlotte y Del Cerro sacaron buena nota en el Merengue

Fue el primero en pasar por la pista y tuvo de invitada para el baile en trío de Cha Cha Chá a la retornada Lourdes Sánchez


El muchacho que se juega entero por un lugar en la gran final para de inmediato emprender una nueva temporada de teatro en Villa Carlos Paz sumergido en la comedia Abracadabra, debió sortear las vicisitudes de un reality como Show Match cuyas reglas tiene muy incorporado. Aunque no siempre se acostumbre y, alguna que otra vez, pueda perder el control. "Es un reality y te dicen cosas que te pueden molestar y uno a veces se enoja y es lógico. Está bien. Por más que tengas clara las cosas llega un momento en que, a veces, te podés sacar", comenta el ex productor que saltó a la fama en forma masiva y acaparó el corazón, en especial, de los adolescentes. El recurrente entredicho con Marcelo Polino, quién le puso a la pareja su primer diez el último lunes, le sirve de ejemplo para ilustrar los momentos en que el juego deja de ser efectivo para él y pierde gracia.

"Las veces que me he peleado con Polino, después miraba tapes y me odiaba. No me gusta, pero en el momento te enojas, estás cansado. Las cosas no gustaron como vos pensabas y es lógico que te enojes. Pero bueno, es parte del juego", desliza Pedro que tiene en claro que sus performances junto a Vigna pueden agradar o no. Lo que pretende es que las devoluciones se enmarquen en el respeto.


"Uno hace algo y puede gustar o no. El esfuerzo se me reconoce. No creo que no se nos reconozca. El tema pasa por el respeto. Cuando me he enojado con Polino es porque por ahí mete otras cosas que no tiene nada que ver con la coreo en sí. Yo trato de no responder y siempre creo que todo el jurado nos reconoce y nos trata con la mejor onda, pero algunas veces uno no lo siente así y no siempre tenés la frialdad para callarte la boca o para que no te afecte", dice Alfonso que pondrá toda la "carne" al asador en el despliegue final de los últimos ritmos del año. Puesto que tiene claro que para él es su oportunidad. "No creo que haya un quinto Bailando", agrega moderando el sentimiento. Es que si no resulta triunfador de este Bailando 2016 como él pretende quizá, Peter Alfonso, sienta que ya agotó sus chances y se negará, al menos en continuidad, a un nuevo certamen. Por otro lado, distintas ocupaciones lo mantendrán activo para despejarse del baile.





LEA MÁS:


      Embed
La zumba le puso ritmo al Bailando

El primer participante fue Peter Alfonso, que inauguró este ritmo que mezcla rumba y merengue con aeróbica


"Termino la temporada de Carlos Paz en marzo y después comienzo a grabar otra película con José María (Listorti) y después sí las vacaciones. Hay muchos proyectos", asegura tener este actor que repetirá la fórmula del éxito que generó en la pantalla del cine con las dos películas Socios por accidente 1 y 2. "La que vamos a filmar ahora va a ser otra temática. Será algo totalmente diferente, pero con la misma dupla", comenta con gesto cómplice.

En tanto, mientras se define el Bailando, Peter se prepara para un verano en familia con Paula y los nenes. Definitivamente planean un verano para disfrutar juntos y sólo subir a la escena de Abracadabra por la noche. Una experiencia ya transitada la temporada en que Paula estaba embarazada de Olivia. "Disfrutamos mucho de estar juntos así que ojalá que haya alguna posibilidad de hacer teatro juntos más adelante. Hace mucho lo hicimos en Despedida de soltero".



"Dormimos los 4 en la misma cama"

Confesos cultores del polémico colecho, Peter y Paula, con dos bebés, no dudan en vociferar que la cama queda chica cuando se acuestan los cuatro juntos. "A veces duermo en el piso porque ya los cuatro no podemos", sonríe Alfonso mientras reconoce que la verdadera complicación se hacía presente en los primeros días de Baltazar. "Ahora Olivia con su hermanito decidió irse a dormir sola. Es como que ella va decidiendo también", sostiene Pedro con alivio.

En su participación del lunes, con Paula en los estudios presentando a Baltazar, se vio un video casero donde prueba Peter que no le queda lugar en la cama cuando Paula y los nenes se adueñan de ella.





      Pedro Alfonso Paula Chaves bebe



"Paula es más el hombre de la casa"



Hace dos meses, la familia de Paula Chaves y Pedro Alfonso se vio completada con la llegada del pequeño Baltazar. El hermanito de Olivia trajo sensación de plenitud y dicha para el participante de Bailando por un sueño que grita su estado a los cuatro vientos.


"Este es un año hermoso. Separo lo familiar con lo laboral porque son palabras mayores", explica Peter con los ojos iluminados. "La verdad es que con Balta nos acomodamos muy bien en lo que tiene que ver con la logística, por decirlo de alguna manera", cuenta. "Paula y yo estamos muy presentes. Los cuatro estamos muy juntos, disfrutando mucho. Olivia por suerte lo lleva muy bien. No tuvo afrentas de capricho, de celos ni nada, sino que lo ama y ama ser hermana mayor. Estamos muy felices realmente. Ella es una madraza tremenda. Estoy muy orgulloso de mi mujer y de la familia que formamos", visiblemente conmovido, hace referencia a la modelo y conductora de Este es el Show.


Si le preguntamos a Peter si se siente de alguna manera con mayor responsabilidad como "hombre de la casa" ahora que es padre de dos hijos sentencia: "Más o menos. Paula quizá es más el hombre de la casa que lleva todo. No, me siento con una carga extra si bien lo es. Lo tomo como natural. La verdad es que lo llevamos muy bien los dos, nos repartimos muy bien todo. La verdad es que lo repartimos muy bien. Hemos logrado compatibilizar bien las cosas y llevar la casa de la mejor manera. Vamos a estar juntos esta temporada. De día podemos hacer mil cosas y por la noche el teatro", dirá Pedro enseguida sobre lo que se avecina en la Villa cordobesa.

Rumbo a Carlos Paz

Aunque los pingos se vean en la cancha, y sobre todo en un verano tan particular como el que está por asomar, la obra Abracadabra que encabezará Pedro Alfonso parecería tener ya el éxito asegurado. Figuras convocantes de la tevé, escenografía llamativa y una historia pasatista que provoque diversión, resulta la fórmula que más resultado otorga. Este año, el espectáculo creación de DABOPE Producciones (de Ezequiel Corbo, Chato Prada y Federico Hoppe), desembarcará en la villa cordobesa el 25 de diciembre en el teatro Holiday, con Tomás Fonzi, Fredy Villarreal, Iliana Calabró, El Polaco, Charlotte Caniggia, Flor Vigna y Silvina Luna. "Es imposible saberlo.

Uno no sabe si le va a seguir yendo bien como todas las otras temporadas. Hay que ir con mucha humildad. Tratar de sorprender a la gente, que se divierta y se vaya contenta. Vamos a tratar de lograr eso una vez más", suelta Peter del equipo de trabajo que ya arrasó y lideró la taquilla con las anteriores piezas como Despedida de soltero, Viaje de locura, Casafantasma y Marcianos en la casa. "El elenco es distinto, (se ríe fuerte). Se incorpora Tomás (Fonzi), que por primera vez hace temporada en Córdoba (ambos fueron compañeros en Esperanza mía). Siempre tratamos de contar una historia fantástica. En este caso todo transcurre en un castillo, la escenografía nuestra siempre es imponente. Vamos a tratar de sorprender con magia, con El Polaco cantando, nosotros bailando. Va a haber de todo y va a ser un lindo show.

      Embed




Comentarios Facebook