Primero se quedó sin Fernando Gago, y a las pocas fechas Darío Benedetto, dueño del gol, se rompió la rodilla. Si bien el equipo los extrañó, se pudo sobreponer y logró levantar el título de la Superliga.

Un par de ausencias de peso -las de Fernando Gago y Darío Benedetto, en ambos casos por serias lesiones- valorizan aún más la consagración de Boca como inobjetable dueño de la Superliga. Nunca es fácil reemplazar a hombres de semejante jerarquía y experiencia cuando hay un largo trayecto por delante, pero el flamante bicampeón se las ingenió para mantener su vocación ganadora y no detuvo su marcha hacia la vuelta olímpica.

El 5 de octubre del año pasado, Gago integró el plantel del seleccionado nacional en un crucial choque de eliminatorias sudamericanas ante Perú. Se jugó en la Bombonera, y ni siquiera el abrigo de un escenario conocido sirvió para que el mediocampista eludiera la increíble racha de lesiones que ha afectado su carrera. Gago ingresó en reemplazo de Ever Banega a los 14 minutos del segundo tiempo y poco después sufrió la ruptura del ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha. Lo esperaba una larga rehabilitación... y en Boca nacían una preocupación y muchas dudas.

LEA MÁS:

Ese sentimiento se potenció poco más de un mes después, el 19 de noviembre, cuando el goleador Benedetto, otro hombre de selección, padeció el mismo inconveniente -también en la rodilla derecha- durante el encuentro de la novena jornada frente a Racing, que marcó la primera derrota xeneize en el campeonato (1-2), tras un arranque arrollador con ocho triunfos consecutivos. Benedetto, quien había convertido de penal el empate parcial, se fue del campo con lágrimas en los ojos, sabiendo de antemano lo que los estudios médicos confirmarían más tarde: que debería armarse de paciencia para recuperarse y que se perdería no sólo la segunda parte del torneo local, sino también el Mundial de Rusia.

Sin la claridad de Gago, siempre vital para que la pelota salga limpia desde la mitad de la cancha, y sin los goles de Benedetto, quien con nueve conquistas se mantuvo hasta hoy como máximo goleador del equipo pese a haber jugado sólo nueve partidos, ningún pronóstico sombrío dio en la tecla. Es posible que en alguna ocasión se los haya extrañado, pero la nave azul y oro les ganó a los contratiempos, siguió su rumbo, llegó a buen puerto y ahora todo es fiesta en la Ribera.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados