Diego habría tenido un affaire con su madre cuando era técnico de Racing. Esta le contó a la hija muchos años después quién era su padre. Por eso ahora busca corroborarlo con un examen médico. ¿Diego accederá?

Otra nueva bomba, quizás no tan explosiva sino esperada en la vida sentimental de Diego Maradona. Siempre se dijo que tiene hijos dando vueltas por el mundo y que incluso su abogado, Matías Morla, confirmó que ese comentario está en boca de todos. Ayer en Intrusos (América) se informó de la presunta séptima hija del flamante director técnico de Gimnasia y Esgrima de La Plata. Se trata de una mujer de 23 años, llamada Magalí, que es a su vez madre de una beba. Por lo cual además de sumar una nueva hija, Diego tendría un cuarto nieto después de Benjamín (hijo de Giannina), Diego Matías (hijo de Diego Sinagra), y Roma (hija de Dalma).

Hasta tres años atrás se sabía, oficialmente, sólo de la existencia de sus dos hijas fruto de la relación con Claudia Villafañe, Dalma y Giannina y del más pequeño, Dieguito Fernando, que nació en 2013 cuando Verónica Ojeda. Con el paso del tiempo llegó el reconocimiento del italiano Diego junior. En ese entonces, Maradona presentó a Jana en medio del conflicto judicial con Villafañe, a quien acusó de "ladrona" en 2017.

Pero su historial de "hijos extramatrimoniales" no tiene fin porque el abogado Morla siempre dejó abierta la puerta de la aparición de más hijos. Meses atrás apareció el adolescente oriundo de La Plata, Santiago Lara, que está en etapa de trámites para la realización del ADN. Y ayer saltó a la luz quien sería la séptima hija del Diez, Magalí, que también entabló una demanda por filiación. Pero la cuenta no terminaría aquí: en su larga estadía de Maradona en Cuba para un tratamiento largo de rehabilitación, en el año 2000, habría engendrado presuntamente tres hijos más, de los cuales dos serían mellizos.

ADEMÁS:

Canaletti estalló de furia en edición de TN contra el spot de Boca: "son tan forros"

Sergio Denis abrió los ojos y hasta se sienta en silla de ruedas

En Intrusos se relató que Magalí sería contemporánea a Jana. Al igual que ella, Magalí también eligió manejarse con la más absoluta reserva. La joven carga sobre sí una historia de resiliencia muy conmovedora. Apenas nació, en diciembre de 1995, cuando Maradona era director técnico de Racing, Magalí fue dada en adopción por la madre biológica de quien se mantiene la reserva de su identidad. Ella se entera de la verdad en el primer encuentro con la madre.

En abril pasado, Magalí toma la decisión de iniciar una demanda de filiación y entra en contacto con el estudio que defiende a Maradona, el abogado Matías Morla. El 18 de septiembre hubo otra reunión entre ambas partes para comenzar con los estudios de ADN que determinen si el padre es Diego Maradona. Magalí se crió feliz con la familia que la adoptó y, según trascendió, no habría reclamos relacionados con la paternidad sino que "siempre le apenó la gran soledad que rodea al ex ídolo del fútbol", remató el panelista de Intrusos, Damián Rojo.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados