En el primer dia de la mujer tras la sancion de la normativa que le asegura al genero el 30 por ciento de las grillas ya se registraron modificaciones en varios festivales. la principal impulsora del proyecto cree que la equidad seguirá ganando espacio.

La ley de cupo femenino en la música ya verificó efectos en la escena en el primer Día de la Mujer desde que entró en vigencia, a menos de un mes de la publicación en el Boletín Oficial de la normativa del Instituto Nacional de la Música (INAMU), según observó la cantante Celsa Mel Gowland, principal impulsora del proyecto que sostuvieron 700 músicas de todo el país.

La ley 27.539 rige desde el 21 de diciembre pero el 12 del mes pasado se conoció la reglamentación, después de las dos semanas de receso del INAMU -la autoridad de aplicación-, en las que de todos modos sus redactores no dejaron de trabajar.

“En este momento se está fiscalizando plenamente. Y los productores y organizadores de festivales, a los que previamente se les informó de sus obligaciones, deben enviar una declaración jurada al INAMU con la conformación de la grilla”, indicó Mel Gowland, actualmente a cargo del Observatorio de Música Argentina del INAMU, que está relevando la situación de las músicas y los músicos de todo el territorio nacional para conocer sus necesidades y elaborar política desde el instituto.

“Nos da gran alegría el hecho de que muchos cumplieron con el cupo. Hay un sello de reconocimiento, cuyo logo donó Maitena”, humorista gráfica que no es la primera vez que colabora con el INAMU.

Celsa detalló algunos de los festivales que se ganaron el derecho a colgarse el rótulo de “cupo cumplido” al programar un mínimo de 30 por ciento de mujeres: el Cosquín Rock (ver aparte), la Fiesta Nacional del Bosque de Lago Puelo, el Festival de Jazz de Santa Fe, la Chaya riojana o la Serenata Cafayate, a realizarse el viernes y el sábado.

La cantante se manifestó “contenta por la buena recepción que estamos encontrando en ministros y secretarios de cultura de las provincias”. El INAMU está organizando charlas sobre el cupo en distintos distritos y encuentra “voluntad por cumplir”.

Además en varias provincias avanzan leyes de adhesión a la nueva reglamentación nacional, lo que ya demuestra la aceptación a la diversidad de género en los escenarios y “facilita la aplicación” de la 25.537.

Claro que no son todos gestos y realidades auspiciosos. “Hay declaraciones juradas que no llegan. Pese a que están notificados, porque les avisamos a todos”, señaló Celsa Mel Gowland.

Para la ex vicepresidenta del INAMU la oposición a la norma muchas veces depende de la desinformación. “La ley no se mete con las elecciones estéticas, ni con la conformación de las bandas, ni nada de eso. Incluso, por ejemplo, si alguien hace un festival de heavy metal y en el radioa geográfico que marca la ley no hay grupos de mujeres de ese estilo musical no pasa nada, no hay multa”, expresó la cantante de rock y jazz.

Agregó: “Pero cómo estábamos no podíamos seguir y la ley es una herramienta para ayudar a cambiar. Los productores históricos que se fijan netamente en la rentabilidad se resisten, pero van a empezar a notar que pierden un sector del público si no programan mujeres”. Y explicó que el objetivo es también incluir las disidencias porque “si a la mujer se la posterga, a elles mucho más”.

De acuerdo a lo que pudo ir comprobando desde que se empezó a debatir la inequidad de género en la música y más aun en el corto momento desde que salió la ley, Mel Gowland nota la aparición de lo que define como positivos “efectos colaterales”, que tienen que ver con la reflexión de los diversos actores del mundo de la música sobre la necesidad de integrar a las mujeres ya sea a sus grillas o a las propias formaciones musicales.

La ley de cupo ya modificó algunas realidades. En el escaso tiempo desde que salió es natural que persistan espacios que todavía no se adecuaron. Concluyó Celsa: “Falta, cierto, pero se va a notar muchísimo en los festivales del año que viene

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados