La nueva tira de Undergruond captó la atención de los televidentes gracias a su novedosa trama, aunque algunos periodistas, e incluso una política, no le dieron el visto bueno

Esta semana, Telefe puso al aire la tira Pequeña Victoria, que en pocos minutos acaparó la atención de los televidentes y marcó un nuevo record de la productora en lo que va del año ya que alcanzó sólo en su primera emisión tuvo un rating promedio de 17,2 puntos y picos de 18 puntos, dejando a su competidora directa, Argentina Tierra de Amor y Venganza (14.6), en un segundo lugar y a ShowMatch (12.6) en tercer puesto.

En la trama, Jazmín (Julieta Díaz) es una mujer que no pudo cumplir con su sueño de ser madre debido a sus compromisos laborales y decido subrogar un vientre. Por eso recurre a una empresa en la que la ponen en contacto con Bárbara (Natalie Pérez), una modelo que no consigue trabajo y decide someterse a esta práctica para ganar un dinero importante. Como para completar el círculo, la bebé nace antes de tiempo y por eso el hospital considera necesario recurrir a Emma (Mariana Genesio), la donante de esperma, debido a que podría llegar a necesitarse una transfusión de sangre.

La historia prendió en el público y la buena racha continuó durante el resto de la semana, con especial énfasis en el miércoles cuando duplicó el rating de El Tigre Verón (8 puntos contra 16.2). Este jueves, la tira cosechó un promedio de 14.6 puntos y mantuvo la cabeza en el podio de la TV local.

Telefe buscó, y logró, instaurar un tema inédito en la TV local como es la subrogación de vientres aunque se tomó ciertas licencias en lo referente al guión, que no cayeron muy bien entre algunos especialistas en el tema, como la periodista Marisa Brel. “Celebro que se toquen temas para que se naturalicen y desmitificar cuestiones, pero imaginate que si estoy desesperada por tener un hijo y voy a subrogar un vientre y veo en la novela que el contrato se puede deshacer, me da un miedo mortal”, dijo Brel en el ciclo Por si las Moscas (La Once Diez).

“A una mujer para ser mamá subrogante le hacen un montón de exámenes de cuerpo, de salud, psicológicos y psiquiátricos porque es muy fuerte gestar un hijo que no es tuyo. La madre no es una clienta, eso me hacía doler el estómago, es un tema muy sensible”, agregó, en referencia a que en la trama, la madre subrogante (Natalie Pérez) es una modelo que lleva una vida muy disipada, y eso hace que la empresa que hace el contacto con la interesada (Julieta Díaz) sospeche que el parto se adelantó porque no se comportó como debía.

“Celebro que se toquen temas para que se naturalicen y desmitificar cuestiones, pero imaginate que si estoy desesperada por tener un hijo y voy a subrogar un vientre y veo en la novela que el contrato se puede deshacer, me da un miedo mortal”, agregó.

"Si (las madres subrogantes) no tienen una motivación más fuerte que el dinero, no lo hacen. En mi caso, recurrí a una pareja que eran los dos muy religiosos y que tenían como misión poder ayudar a una pareja a tener un hijo. Una mujer que no fue madre no puede ser mamá sustituta. Tiene que haber sido mamá sí o sí, porque es psicológico... Es muy delicado el tema”, cerró, afirmando que no cree que vuelva a ver la tira de Telefe.

ADEMÁS:

Pequeña Victoria: la maternidad en los nuevos tiempos

Silvia Suller jugó en "¿Quién quiere ser Millonario?" porque no tiene dinero para pagar el alquiler, cambiar sus prótesis mamarias y operarse de la vista

Otra personalidad que vertió su opinión, crítica, fue la candidata a vicepresidente del Frente Nos, Cynthia Hotton. "Mientras miles de chicos sueñan con ser adoptados o esperan una familia de acogida, la televisión trata de naturalizar el alquiler de vientres, un negocio que hace de la mujer un envase y de los niños un objeto".

De acuerdo a las estadísticas, en la Argentina hay más de 9 mil menores institucionalizados. En general se responsabiliza al Estado por las dificultades para la adopción. Si bien hay mucho por mejorar, el principal problema es que de 4 mil pedidos de adopción, el 90% son para adoptar un bebé de un año o menos. Mientras que el 70% de los más de 2 mil niños que esperan ser adoptados tiene entre 6 y 17 años.

Para Hotton, "el mundo del espectáculo muchas veces se aleja de las verdaderas necesidades de la gente. Hoy sería mucho más valioso visibilizar temas como la adopción de chicos más grandes, con discapacidad o de varios hermanitos. Ellos son los invisibilizados, los que nadie elige y que pasan años institucionalizados en un hogar. Eso sería realmente revolucionario, porque ayudaría a mucha más gente".

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados