La actriz reconoce que le faltan muchos años para ser mejor persona, pero que siempre intentó vivir según sus valores éticos. Admite que no le gusta exponerse, y que bajo presión las mejores decisiones se toman con serenidad. "Con los malos soy sapo de otro pozo".

Desde que se despabiló en la vida siempre intentó vivir de acuerdo a su ética. Considera que las mejores decisiones se toman estando sereno. Entiende que el respeto es esencial para mejorar como ser humano. Habla Cristina Alberó quien forma parte del elenco de “Derechas”, propuesta de José María Muscari en el teatro Regina- una mujer convencida de que lo más trascendente de la vida es, precisamente, vivirla.

l ¿Qué se aprende de usted?

-Yo no me creo ejemplo de nada. Si alguien se me ha acercado, de alguna manera, verá si tiene algo para aprender de mi. Todas las personas pasan por nuestras vidas para enseñarnos algo, ya sea bueno o malo.

l ¿A qué le perdió el respeto?

-No le perdí el respeto a nada ni a nadie, porque ese valor es indispensable para vivir y desarrollarte como persona. Desde que me desperté en la vida, siempre intenté vivir de acuerdo a mi ética.

l Su experiencia ¿la volvió más o menos indulgente?

- Me volvió más misericordiosa. Muchas de las cosas que hace la gente me sacan de quicio, pero intento tener una mirada compasiva con el otro, aunque las cuestiones que están fuera de mi escala de valores resultan difíciles de soportar.

LEA MÁS:

l Actuar bajo presión, ¿qué saca de usted?

-No me gusta estar presionada. En general, cuando me siento bajo presión, me retiro, tomo una bocanada de aire, me sereno y regreso. Yo soy meditadora desde hace más de tres décadas y entiendo que las mejores decisiones se toman con serenidad.

l En su vida, ¿han decidido mucho por usted?

-Ciertas veces, por cobardía, dejé que los demás decidan por mi. Por ejemplo, a veces en una relación si te da culpa cortarla, mostrás algunas actitudes para que el otro le ponga fin.

l ¿Qué la organiza?

-Yo soy muy dinámica y me hago grandes listas de cosas que tengo que hacer durante el día que, por supuesto, me llevan al estrés. Además, soy inquieta y muy curiosa, pero no soy chismosa, porque no me importa nada la vida de los demás. Me encanta la gente que habla con músicas distintas a la mía, porque de eso se aprende.

l ¿Es posible redimir a los pobres de espíritu?

-Creo que sí, pero no todos estamos capacitados para ayudarlos. Pienso que hay muchísimas cosas para enriquecer nuestro espíritu. Siento que me faltan algunos años para aprender a ser mejor persona y superar mis limitaciones espirituales.

LEA MÁS:

l ¿Con quienes se siente un sapo de otro pozo?

-Con los que se meten en la vida de los demás y hacen juicios de valor sobre los otros, con la mala gente.

l ¿Qué la preocupa?

-La falta de paz, la violencia de ciertas personas, que no paran de guerrear por intereses y la falta de respeto que existe con relación a la vida de los animales.

l ¿Se adapta a los tiempos que corren?

-Intento hacerlo, pero sin perder mi esencia. Creo que la mejor forma de no vulnerar la identidad es ir haciendo cosas diferentes sin dejar de ser uno mismo, porque en el cambio siempre está el ser, porque así como el átomo se hace y se deshace todo el tiempo, lo interesante es que uno también pueda hacer eso.

l ¿Usted aprovechó al máximo cada pasaje de su existencia?

- Hay cosas que me hubiese gustado hacer, pero siempre viví con la honestidad necesaria para hacer todo lo mejor que pude en el momento que me tocó.

LEA MÁS:

l ¿Qué representa el dinero para usted?

-Es una herramienta interesante que te permite vivir tranquila. Hay gente que no tiene límites con el dinero. A mi me importa la plata, pero cada vez necesito menos cosas materiales para ser feliz.

l A su juicio, ¿qué no debería privarse de vivir una persona?

-Nadie debería privarse de amar y de hacer lo que ama.

l ¿Qué la emociona?

-La música, un gesto, una mirada, una sonrisa, el amanecer, mi perra cuando me mira y siento que entiende lo que le digo.

l En los vínculos con los demás, ¿se entrega sin medidas?

-No me entrego abiertamente. Soy reservada, pero cuando me brindo soy incondicional.

LEA MÁS:

l ¿Ante qué clase de personas se pone de pié?

-Ante las que tienen una gran humanidad.

l En la película de su vida, ¿protagonista o actriz de reparto?

-Yo soy la protagonista de mi propia vida.

l Por último, esa película, ¿es una comedia, una tragedia o un vodevil?

-A veces, fue una tragedia, a veces fue un vodevil y ahora intento que sea una comedia (carcajadas)

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados