Hacía años que quería concentrarse en su poemas y la cuarentena le dio a Diego Capusotto el tiempo necesario para hacerlo. ¿Se vuelca de lleno a la escritura?

El lado oscuro de Diego Capusotto se puede visitar en las páginas de su reciente libro "Lo que teme la noche", compuesto por poemas que dialogan con las fotografías de Daniel Berbedés y que se oponen a la figura pública del actor, quien confiesa que podría "correrse de la actuación, sin ningún problema, para seguir escribiendo poesía".

Capusotto produjo una poesía existencial, sin lugar para las referencias geográficas, biográficas o históricas. Junto a las palabras aparecen fotografías en blanco y negro del actor y director de teatro Daniel Berbedés.

-¿Cómo nació la idea de hacer un libro donde dialoguen las imágenes con las palabras?
-Desde hace años que tenía ganas de escribir estos poemas, pero no tenía tiempo. La cuarentena me vino bien para escribirlos, porque se suspendieron los trabajos actorales. La idea del diálogo entre lo escrito y la fotografía no fue planeado, nació a partir de un intercambio con Daniel Berbedés, a quien le mandé un poema y él me devolvió el gesto con una de sus fotos que tenía un lenguaje emparentado. Le empecé a mandar más poemas y él me respondía con imágenes de su arsenal fotográfico. Él también opinaba y mantuvimos una conversación de esta forma.

ADEMÁS:

Jey Mammon: "No evalúan tu canto sino el juego televisivo"

Lali Espósito quedó varada horas en una ruta de Madrid

-¿Por qué la muerte es el tema que cruza todo el libro?
-Supongo que tiene que ver con una edad donde la finitud está a la vuelta de la esquina. Las pérdidas que he tenido a lo largo de la vida y las muertes cercanas este año hablan sobre sí mismas en "Lo que teme la noche". El libro tiene la encerrona de mirar el mundo desde un lugar más íntimo y más encriptado. Siempre hay una decisión que después de ser creada ya no está más. El libro empieza a ser escrito por quien lo va leyendo. Estos poemas fueron lo que me hicieron resistir la inmovilidad que ha generado la pandemia, en un país en estado de indefensión. El libro está cruzado por imágenes de la angustia, pero también aparece la idea de la resistencia. A pesar de que su escritura me protegió, no lo pensé para salvarme, todo lo contrario, lo hice para seguir interrogándome con certezas y con incertidumbres.

"En la escritura del libro hay un hombre alejado de la actuación. Hay también una intensidad en la catarsis de la escritura, pero que en la actuación siempre tiene una previa y en la escritura no. A una determinada hora del día me servía un vaso de vino tinto y escribía una poesía. Un ritual necesario para mí. Estaba encerrado. En un momento me convertía en loco malo que estaba escribiendo", dice.

Y finaliza con una sorpresa: "Al haber escrito este libro siento que podría estar haciendo más cosas ligadas a la poesía. Podría correrme de la actuación sin ningún problema para seguir escribiendo, porque también encontré en la creación literaria un espacio de intensidad y de placer. Quizá porque fue lo primero que escribí y me dio la misma sensación de la primera vez que subí al escenario y me di cuenta de que podía actuar. Con "Lo que teme la noche" encontré otro lugar y no sé si la actuación es mejor que escribir poesía".

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados