Comenta que la Sally Bowles de Cabaret "es uno de los papeles más interesantes que una actriz puede hacer" y que ya no se siente "sólo una comediante". Dice que dejó de intervenir en política porque "quiero seguir actuando" y que vuelve al jurado de Bailando para tener su revancha

La actriz Florencia Peña protagoniza Cabaret, el clásico del teatro musical y del cine, en el que interpreta “uno de los personajes más interesantes que una actriz pueda transitar” y en un momento de su carrera en el que confiesa sentirse una artista consagrada.

“Me importa poco cómo me ve el afuera porque nunca hice las cosas para que me quieran, sino no hubiera hecho muchas de ellas (risas). Hoy estoy en el lugar que quiero estar, me siento una actriz consagrada. Tengo la posibilidad de hacer grandes papeles, cosas bien distintas, no me siento sólo una comediante”, expresa Peña al ser consultada sobre el balance de su carrera.

El espectáculo que protagoniza junto a Mike Amigorena -quien interpreta a Emcee, el maestro de ceremonias- y que cuenta con Claudio Tolcachir en la dirección de actores, Alberto Negrín en la artística y Gerardo Gardelín en la musical, se presentade jueves a domingo en el teatro Liceo.

La pieza se sumerge en el Berlín de los años 30, época en la que el nazismo empieza a cobrar fuerza, y el Kit Kat Klub es el lugar para evadir toda realidad disfrutando de la vida con humor e ironía, en un ambiente decadente y sórdido.

ADEMÁS:

Cóndor de Plata: "El Ángel", "Rojo" y "La Flor" entre los más nominados

“Que sea una trompada”

“Es una adaptación donde se cuenta Cabaret a nuestra manera, siendo rigurosos con el texto y habiendo cortado situaciones dejándola de 100 minutos para que sea una trompada, no te deje respirar y entiendas de qué estamos hablando”, explica la actriz ganadora de tres premios Martín Fierro, tres ACE, un Estrella de Mar, un Konex y dos premios Carlos.

La protagonista de la exitosa sit-com Casados con Hijos revela que para el musical en la sala de avenida Rivadavia 1499 “se armó el teatro como si fuera un cabaret parisino, donde el público se va a encontrar con mesas y sillones para poder tomar un champagne. Todo está pensado para que la obra cobre una dimensión en la que el espectador se sienta parte del espectáculo”.

¿Qué la sedujo de protagonizar este clásico?

-Es uno de los personajes más interesantes que una actriz pueda transitar, sobre todo para mí que disfruto hacer musicales. Interpretar a Sally Bowles era uno de los sueños que quería cumplir en mi profesión y con la madurez emocional y artística que siento hoy puedo hacer este personaje de una manera contundente.

¿Qué herramientas tuvo en cuenta para la construcción de estepersonaje que llevó a la fama a Liza Minelli en cine?

-En primer lugar estar guiada por Claudio Tolcachir, a quien los actores amamos porque es un director muy profundo. Por otro lado, tiene que ver con la forma de transitar este personaje, de dejarse atravesar por ese dolor y por ese mundo en el que ella habita, donde todo es tan decadente, aunque para Sally es divinamente decadente porque en el fondo cree que es una artista que va a triunfar y vive ajena a toda la cuestión social de esa época.

En su extensa trayectoria hizo teatro, cine, televisión y conducción, ¿qué es lo que hoy le da más satisfacción como artista?

-El teatro. Es mi espacio, es el lugar donde más vibro. No reniego de la tele, he hecho mucha, ni siquiera del cine que me encanta. Pero en el teatro no estás recortado, sos vos. Es el escenario el espacio que me hace crecer y evolucionar.

¿Piensa que su posición política fue un punto de inflexión en su carrera?

-Fue complejo. Creo que los argentinos no estamos acostumbrados a que una artista se pueda involucrar en política desde el lugar del pensamiento, no podemos respetar las distintas opiniones. Me sentí muy atacada, me colocaron en un lugar donde mi actriz había quedado muy expuesta, pero me hago cargo de que soy muy efusiva y muy apasionada en todo, y no me di cuenta de lo que podía llegar a generar eso. Ahora elijo no hacerlo porque quiero seguir actuando y que la gente me siga viniendo a ver al teatro como está pasando. Aunque sigo pensando.

¿Cuál es la expectativa como jurado en la nueva edición de Bailando por un Sueño, ya que el año pasado atravesó momentos incómodos?

-Creo que aprendí varias cosas, me cuesta pasar por los lugares y no haber dejado algo, entonces me parece que está buena una revancha. Fue muy cortito el ciclo el año pasado y venían de tener jurados de muchos años, ya instalados, y yo nunca había estado del lado de juzgar a los demás, entonces es un lugar en el que hay que acomodarse y sobre todo en un contexto como el que se da en el Bailando. Vuelvo porque a Marcelo (Tinelli) le interesa y porque este año necesito sentir que esa silla me pertenece.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados